Sociedad

Día nacional del Mate: por qué se celebra y cómo hay que cebarlo

Es la infusión favorita de los argentinos, por encima del café y el té.

El Día Nacional del Mate es el 30 de noviembre. Se celebra desde 2015. La fecha fue establecida por la ley 27.117. Se eligió ese día en conmemoración del nacimiento del comandante guaraní Andrés Guacurarí y Artigas (1778-1821).

Hijo adoptivo de José Gervasio Artigas, el 'comandante Andresito' fue gobernador de la provincia de Misiones de 1815 a 1819 y fomentó la producción y comercialización de la yerba mate. Sirvió en el Ejército de Manuel Belgrano, participando en las luchas por la independencia argentina.

El origen del mate se vincula a los nativos guaraníes, quienes utilizaban hojas del árbol como bebida y objeto de culto. Desde entonces la tradición permaneció intacta y se extendió a muchos lugares.

La tradición está tan arraigada en los argentinos que cada año se consumen aproximadamente 256 millones de kilos de yerba, esto quiere decir un consumo anual por persona de 6,4 kilos.

Sin embargo, no sólo los argentinos tomamos mate. En el 2018 se exportaron unos 43 millones de kilos con destino a Siria, Chile, Líbano, Estados Unidos y España.

La yerba no sólo se consume por costumbre, tiene grandes propiedades para el cuerpo humano ya que es un potente antioxidante. El mate cebado caliente "contiene un 90% más de antioxidante que el té verde", lo cual mejora las defensas del organismo y lo protegen del daño celular.

Para poder celebrar esta fecha tan importante para los argentinos, en La Rural se celebra la tercera edición de la "Expo Matear", organizado por el Instituto Nacional de la Yerba Mate.

¿Cuál es la mejor receta? Sobre gustos no hay nada escrito

Un mate regado sabe a yerba mojada. Si el agua está entre 70 y 80 grados, si se vierte con cuidado y genera una espumita, son algunas recomendaciones de expertos. Las etiquetas de las distintas marcas de yerba dan instrucciones para cebar y cómo hacerlo de la mejor manera. Los expertos señalan que "Cebar es cuidar la yerba mate como una fuente de riqueza. Cebar es un acto que necesita tiempo, ganas y conocimiento. Regar un mate es servir, mojar o infusionar sin cuidar la yerba ni el ritual".

La otra discusión es si mate dulce o amargo. Los someliers del mate dicen "con azúcar no". Ya que el azúcar o el edulcorante son elementos que enmascaran defectos pero también virtudes de la yerba mate.

Pero claro, como dice el sub título, sobre gustos no hay nada escrito y en cada casa el mate se toma como se siente mejor, algunos muy calientes y otros hasta tibio.

Tips para cebar y no regar

-Sacudir bien el mate para que los componentes más gruesos de la molienda queden en el fondo y los más finos arriba, evitando que se tape la bombilla.

-Al enderezarlo, la yerba debe quedar inclinada a 45 grados. Esa cavidad es el lugar exacto para humedecerla y luego colocar la bombilla.

-Antes de comenzar a cebar es necesario mojar la yerba con agua tibia para que la bombilla quede firme y los primeros mates sean suaves y de un sabor duradero.

-Calentar el agua entre 70 y 80 grados es indispensable para asegurar mates parejos y rendidores. Cebar con agua hirviendo destruye las características más delicadas de la yerba, y produce mates fuertes y agresivos.

-Se debe cebar cuidadosamente cerca de la bombilla sin inundar el mate, ya que eso permite ir avanzando gradualmente sobre la yerba seca, para obtener su sabor paulatinamente.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital