Política

Evo Morales renunció a la Presidencia de Bolivia y denunció un golpe de Estado

Luego de más de 13 años en el poder, el presidente boliviano anunció su renuncia, cercado por una profunda crisis política y social en ese país. Lo comunicó luego de que las Fuerzas Armadas y la Policía le reclamaran públicamente su dimisión.

Evo Morales renunció a la Presidencia de Bolivia este domingo por la tarde, después de 14 años en el poder. Lo anunció en una conferencia de prensa, en la que habló de una “conspiración” en su contra y denunció el golpe de Estado.

El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, y el comandante de la Policía, Yuri Calderón, leyeron por separado los comunicados de sus instituciones - “sugiriendo” el primero, pidiendo, el segundo- la renuncia de Morales. Lo hicieron en un país completamente convulsionado. El mismo día, el presidente había vuelto a convocar a elecciones por las denuncias de fraude, tras un lapidario informe de la OEA sobre los comicios.

En una conferencia de prensa, Morales habló de “grupos oligárquicos que conspiran contra la democracia”. Si bien aseguró que no es nuevo lo que sucede, habló de su “obligación” de “buscar la paz”. “Duele mucho. Nos llevan a enfrentarnos bolivianos contra bolivianos”, afirmó al dar a conocer su renuncia y también la de su vice, Álvaro García Linera, que lo acompañó en la conferencia de prensa.

Luego de conocido el pedido de las Fuerzas Armadas y la Policía, trascendió que Evo Morales se subió al avión presidencial para dejar Bolivia. Las primeras versiones indicaban que viajaría a la Argentina, donde en pocas semanas asumirá Alberto Fernández, quien este sábado salió a respaldarlo. Sin embargo, finalmente el presidente aterrizó en Cochabamba, desde donde anunció su renuncia.

“Renuncio a mi cargo de presidente para que (Carlos) Mesa y (Luis Fernando) Camacho no sigan persiguiendo a dirigentes sociales”, dijo Morales, a través de la televisión, aludiendo a los líderes opositores que convocaron protestas en su contra, desatadas el día siguiente de los comicios.

Su vicepresidente, Álvaro García Linera, también dimitió y denunció a su lado: “No queremos que estos grupos violentos quieran ensangrentar más al pueblo. Han desconocido estos grupos el orden constitucional. El golpe de Estado se ha consumado. Fuerzas oscuras han destruido la democracia”.

Además, la Presidenta del Tribunal Supremo Electoral, María Eugenia Choque Quispe, también presentó su renuncia “irrevocable” para someterse a “cualquier investigación”, tras el informe de la OEA que señala “presuntos hechos irregulares” en las elecciones del 20 de octubre. En una carta dirigida al vicepresidente Álvaro García Linera, Choque reafirmó su “voluntad para una investigación justa en apego a los derechos humanos y normativa del país”.

Repercusión en Argentina

Alberto Fernández y Cristina Kirchner salieron a denunciar que en Bolivia hubo un “golpe de Estado”. Fue horas después de conocerse la renuncia de Evo Morales. Las declaraciones del presidente y vice electos van en línea con los pronunciamientos de Lula Da Silva y Nicolás Maduro.

Alberto Fernández reclamó elecciones “cuanto antes” a través del voto popular y sin proscripciones: “Defenderemos firmemente la democracia en toda América Latina”, escribió. La expresidente, por su parte, llamó a hacer “pronunciamientos y acciones claras en defensa de la democracia”.

Por su parte, el gobierno de Mauricio Macri negó haberle ofrecido asilo político a Evo Morales. El encargado de desmetir ese rumor fue el canciller Jorge Faurie, quien dijo que “todavía no tenemos ninguna indicación en este sentido. Si llegara a estar en consideración, será Macri el que tenga que decidir”.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital