Política

Cambiemos cree que Corpacci llamará a elecciones en marzo e irá por la reelección

La dirigencia nacional y local se prepara para lo que podrían ser las PASO en el mes de diciembre. Avizoran nuevamente una primaria con, al menos, dos sectores que compitan con el oficialismo.

La posibilidad que ofrece la Constitución de la Provincia de convocar a elecciones en marzo genera siempre incertidumbre en los diferentes actores políticos de Catamarca y este año no es la excepción. Es que, además, en esta oportunidad, con la existencia de las PASO, la competencia electoral podría comenzar incluso en 2018, ya que las primarias deberían realizarse en el mes de diciembre.

Teniendo en cuenta esta posibilidad, desde el Gobierno nacional y los representantes locales de Cambiemos, creen que la gobernadora Lucía Corpacci llamará a elecciones para el mes de marzo e incluso intentará ir por una nueva reelección. Esto fue plasmado por el diario La Nación en su edición de ayer pero también es algo que los dirigentes de Cambiemos en Catamarca piensan que sucederá.

“El Gobierno ya tiene un ojo puesto en diciembre, cuando llegará el primer test electoral. Será una prueba de fuego inicial, no solo de sus chances de pelear de igual a igual contra el peronismo en uno de sus reductos más complicados, sino también de alcanzar la cohesión interna que le permita afrontar, sin pérdida de energías, las batallas que se avecinan”, señala el matutino respecto del comicio en Catamarca. Además, asegura que desde el Gobierno nacional creen que será en marzo, con PASO en diciembre, y que Corpacci irá por la reelección.

Consultados por esta posibilidad, los sectores ligados al PRO y las líneas internas del radicalismo APRa y Morada sostienen que esta es una de las hipótesis más fuertes que manejan y por eso diagraman cómo afrontar un año que nuevamente será electoral, como 2017.

En ese sentido, los representantes de estos sectores ya plantearon esta situación en Nación e incluso ya llevaron algunos nombres de posibles candidatos.

Es que como sucedió en 2017, sostienen que el Frente Cívico y Social-Cambiemos necesita una renovación que haga pensar más en la existencia de Cambiemos que en la del Frente Cívico, modelo que consideran agotado a casi treinta años de su creación.

En este sentido, insisten en que figuras como las de Eduardo Brizuela del Moral (candidato a gobernador en las últimas cuatro elecciones y en las últimas dos de diputados nacionales) tienen un techo electoral y un desgaste que impedirán obtener un triunfo ante el oficialismo liderado por Corpacci.

“Tenemos que tener un equipo nuevo para ofrecerle a la sociedad para poder entrar en la pelea, por eso nombres como los de Miguel Vázquez Sastre, Francisco Monti, Enrique Cesarini van a ser los que van a bendecir desde Nación”, aseguran desde el sector del PRO y compañía y aseguran que “está decidido que habrá unas PASO para dirimir las candidaturas”.

Por el otro lado, los posibles candidatos son Brizuela del Moral, el intendente Daniel “Telchi” Ríos, el diputado Rubén Manzi y el rector de la UNCa, Flavio Fama, mencionado sorpresivamente por el senador nacional Oscar Castillo en una entrevista radial, ayer.

La incógnita que mantienen en Nación es el papel que jugará Raúl Jalil, quien no puede ir por una nueva reelección en la Capital y tiene claras aspiraciones de ser gobernador. Si Corpacci va por un nuevo mandato, Cambiemos apostaría por Jalil, a pesar de la reticencia de buena parte de la dirigencia local.

Por su parte, desde el Gobierno provincial, negaron que se haya tomado una determinación sobre la fecha de las elecciones. Respecto de la posible reelección de Lucía Corpacci también prefirieron no opinar mientras la primera mandataria no regrese de Canadá: “Es una decisión que debe tomar ella”, indicaron.

¿Sin PASO?

Cada vez son más los representantes del oficialismo que plantean la necesidad de disminuir el tiempo de campaña y lograr, de esa manera, que funcionarios y legisladores se aboquen más tiempo a trabajar y cumplir con sus obligaciones que a realizar proselitismo.

En el caso del intendente Raúl Jalil, dio un paso más allá y propuso que en la Capital solo haya elecciones cada cuatro años, eliminando los comicios de medio término.

Si bien desde el ejecutivo consideran que las primarias generan mucho gasto de dinero y de “tiempo”, evitarían enviar un proyecto para derogar la ley de PASO, que el mismo ejecutivo impulsó. Sin embargo, durante este año, esperan lograr consenso con los demás partidos y que sea la propia legislatura la que presente la modificación a la ley electoral.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital