Nacionales

Horror: creyó que entraron ladrones, disparó y mató a su hermanita

Es un joven de 19 años, que sin querer le disparó a una nena de 9 años.

Oyó ruidos en el techo y se levantó decidido a ver qué pasaba. Cuando vio una silueta por la ventana del fondo, en lo primero que pensó fue en proteger a su mamá y a sus hermanitas. Agarró una escopeta, pero todo terminó de la peor manera posible. El arma se disparó accidentalmente y una de las nenas, de 9 años, murió en el acto. Nadie en Chacabuco puede entender semejante tragedia.

El drama se desencadenó a las 9.20 de ayer, en una casa de Laprida y avenida Alsina, cerca del centro de esta ciudad ubicada a 215 kilómetros de Capital Federal. Esmeralda Barquero (9) dormía en la cama de la habitación de su madre, Rosario, junto a su hermana de 13 años, según dijeron fuentes del caso a Clarín. En eso las tres sintieron que alguien caminaba por el techo.

Hernán José Barquero (48), papá de las chicas e ingeniero conocido en la ciudad, se había ido a trabajar unas horas antes, a las 6 de la mañana. Brian Torres (19), medio hermano de las nenas, se acercó al cuarto de su mamá y también dijo haber oído los pasos. El joven, estudiante, comparte la habitación con su abuelo, Huber Barquero (85), al que también cuida por sus problemas de salud.

Rosario fue a ver lo que ocurría junto con Brian, que tomó una escopeta de caza antigüa de su padrastro, se asomó por una ventana al patio y al ver una silueta intentó disparar.

De acuerdo a lo que pudieron reconstruir los investigadores hasta ahora, el arma se trabó y las municiones no salieron. Nervioso, Brian volvió a la habitación adonde su madre llamaba a la Policía. Intentó ver qué pasaba con la escopeta, por qué no funcionaba y entonces sucedió lo inesperado:en medio de la tensión del momento, sin que nadie sepa aún cómo, de repente el arma -que era de carga manual- se accionó. La bala fue directo al rostro de su hermanita Esmeralda.

Otra versión que brindaron fuentes policiales indicaba ayer que Brian, al no poder usar la escopeta, quiso guardarla en un rincón y que el arma se disparó al apoyarla.

La madre le avisó a la Policía lo que había ocurrido. Los primeros en llegar fueron agentes de la comisaría de Chacabuco, que encontraron a Esmeralda sin vida. Luego, la ambulancia constató el fallecimiento. Brian quedó aprehendido en un primer momento pero fue liberado luego de declarar.

El fiscal Daniel Nicolai, a cargo de la Fiscalía N° 11 descentralizada de Chacabuco, lo imputó por "homicidio culposo" pero consideró que "al no haber riesgo de fuga", puede quedar en libertad. "Con la situación que está viviendo la familia, el drama se hubiera acrecentado si quedaba detenido", dijo uno de los funcionarios a cargo del caso.

La principal hipótesis de los investigadores es que todo se trató de un accidente. Aunque la gran incógnita es si verdaderamente existió un intruso y por eso anoche buscaban más pistas de un posible ladrón en los alrededores de la propiedad.

Al cierre de esta edición, los médicos forenses continuaban con la autopsia de Esmeralda. En tanto, en la casa, fue secuestrada el arma de la que salió la bala mortal.

Parlantes