Policiales

Vecino respondió con disparos de arma al ataque de un joven

El confuso episodio, que es investigado por la justicia en turno, sucedió el miércoles a la noche en el barrio Mejor Hogar. Las partes se denunciaron mutuamente.

Eran  aproximadamente las 18.00 horas  del miércoles cuando un vecino de calle Deodoro Maza al 600 se alertó al escuchar que su casa estaba siendo apedreada por desconocidos.

El episodio habría sido presenciado por otros vecinos, quienes pusieron en conocimiento de la situación a la hija del dueño de la casa en cuestión, una persona de edad avanzada quien se encontraba sola en ese momento en el inmueble.

Inmediatamente, la mujer se hizo presente en la casa paterna, pero al llegar solo encontró a su padre, quien le relató lo sucedido. Seguidamente, la mujer resolvió dirigirse a la Unidad Judicial N 6 y denunciar a dos hermanos  quienes son vecinos y conocidos en el ámbito delictivo. La mujer relató que momentos antes de su llegada, los acusados -de quienes brindó sus datos personales- se hicieron presentes en la vivienda de su padre y comenzaron a arrojarle piedras, sin motivo alguno.

Contradenuncia

Al consultar dicha denuncia, este diario tomó conocimiento,  a  través de voceros judiciales, de que uno de los acusados se había hecho presente también en la sede judicial donde denunció al hombre, cuya casa había sido apedreada. Según la información, E. F. -solo se colocan las iniciales por tratarse de una persona menor de edad-, a las 19.50 horas se hizo presente en la Unidad Judicial y denunció haber sido atacado con un arma de fuego por un vecino.

En el relato, el adolescente habría manifestado que un vecino mayor de edad -que sería la misma persona que lo acusó de apedrearle la vivienda- le habría efectuado disparos con un arma de fuego. Proyectiles que le provocaron lesiones en la cabeza y el cuerpo.

Afortunadamente, el o los proyectiles, solo habrían rozado al joven por lo que las lesiones no ponían en riesgo su vida.

Investigación

Con las denuncias de ambas partes, los investigadores informaron de la situación a la fiscalía en turno desde donde se impartieron las directivas a seguir. Entre ellas, que el adolescente -supuesta víctima y victimario- sea examinado por el médico legista para establecer el tipo de lesión padecida. Así también se ordenó que la casa donde sucedieron los hechos fuera peritada por el personal idóneo para recolectar pruebas que ayuden a determinar qué fue lo sucedió.

Parlantes