Economía y finanzas

Shell aumentó sus combustibles un 6%

Se estima un alza similar en YPF en los próximos días. Así, el valor del litro de nafta premium pasó de $26,81 a $28,42.

Pasadas dos semanas de enero, llegó el primer ajuste del año en combustibles, aunque esta vez de la mano de Shell, la segunda petrolera más grande del mercado local después la estatal YPF.

La compañía subió 6% sus precios desde las cero horas del martes, cuando la súper se pasó a vender de $22,94 a $24,32 y la diesel de $20,25 a $21,47. Días atrás, también había modificado sus pizarras la petrolera Oil.

Con este incremento, el litro de nafta en su versión más económica se acerca a los $25 en la Capital Federal. En el caso de Shell, hay diferencias en el precio según el barrio con variaciones de hasta 50 centavos por litro.

El último aumento en sus naftas fue el 2 de diciembre, cuando las elevó también 6%. De esta manera, la suba alcanza un 12% en un mes y medio.

Desde este martes las estaciones de servicio de Shell tienen los siguientes precios: la formula diesel pasó de $20,25 a $21,47 (6,02%), la súper de $22,94 a $24,32 (6,01%), la v-power nitro+diesel de $23,79 a $25,19 (5,88%) y la v-power nitro+nafta de $26,81 a $28,42 (6%).

En tanto, los nuevos valores consignados por Oil subieron en el caso de la nafta súper desde $22,66 a $24,02 (6%), la nafta premium de $26,15 a $27,72 (6%) y el diesel en la única calidad disponible en la marca pasará de $20,01 a $21,19 (5,8%).

Se estima que YPF (55% del mercado) aplicará un alza similar en sus precios de manera inminente. Una novedad, como adelantó el último lunes este diario, es que también utilizará la misma estrategia comercial que Shell (22%), segmentando sus precios según el barrio y el horario. Le seguirán, con menor porción del mercado, Axion (12%) y Pampa -ex Petrobras- (6%), en proceso de venta a la noruega Trafigura.

Sobre la discriminación de precios por zona, opinó recientemente el secretario de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA), Oscar Díaz, quien aseguró que diferenciar por barrio y horario, como hacen algunas cadenas de supermercados, "no tiene ninguna ventaja" y podría producir "un corrimiento de la demanda de combustibles".

Decisión privada

La modificación de Shell, sin previa consulta con el Estado, se da en el marco de la entrada en vigencia de la desregulación plena del mercado local. Desde enero cada empresa puede aplicar incrementos según sus objetivos comerciales, teniendo en cuenta el valor internacional del barril de crudo, así como también el mercado de divisas.

Durante 2017 en Capital Federal, último año en que los precios se consensuaban entre las petroleras y el gobierno, YPF era la referencia del sector. Su nafta súper pasó de costar $17,43 el litro a un valor de $22,66 vigente en la actualidad (29,5%); la premium saltó de $19,72 a $26,15 (32,3%); el gasoil se elevó de $16,21 a $19,99 (23,3%); y el diesel premium avanzó desde $18,34 a $23,18 el litro (26,5%).

Parlantes