Nacionales

La hija de un policía mató a su novio con el arma reglamentaria

La joven utilizó el arma de su padre para cometer el crimen.

Fernando Pastorizzo, de 20 años, fue asesinado ayer de dos balazos en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú.

Tras varias horas de incertidumbre, su ex novia Nahir Galarza, de 19 años, hija de un policía, confesó la autoría del crimen. La joven, quien primero se había presentado como testigo, declaró ante el fiscal y asumió la responsabilidad del sangriento hecho.

El episodio ocurrió alrededor de las 5.30 horas del viernes en General Paz entre Artigas y Pueyrredon, barrio Tomás de Rocamora de Gualeguaychú. El homicidio se produjo en inmediaciones de la casa de la abuela de la joven.

Los investigadores habrían determinado que el joven Fernando Pastorizzo falleció tras recibir dos disparos a corta distancia. El primero de los disparos habría sido en la espalda y el segundo en el pecho. El cuerpo de Pastorizzo, fue encontrado tendido en el suelo de la cinta asfáltica.

Parlantes