Internacionales

Dejó de sonreír hace 40 años para no tener arrugas

La mujer de 50 años, no sonríe desde que tenía 10. Asegura que su táctica es más efectiva que el Botox y que ni siquiera sonrió en el nacimiento de su hija.

La historia de Tess Christian viene siendo muy comentada en las redes sociales. La mujer declaró que desde hace cuatro décadas ha evitado sonreír por el miedo de envejecer y llenar su cara de arrugas.

En una entrevista con Daily Mai, Tess confesó que incluso evitó sonreír el día que una de sus hijas nació. “Era la única manera que tenía para mantener mi apariencia juvenil” comentó.

Pero este ‘tratamiento de belleza’ no se le ocurrió a ella. Tess explicó en Facebook que su técnica la ideó debido a la estricta educación que recibió en una escuela religiosa, donde le inculcaron que una mujer debe verse siempre bella.

La mujer asistió a un colegio de monjas en el cual le inculcaron que debía verse siempre bella y le pidieron varias veces que borre la sonrisa de su rostro, ya que le explicaron que era la única manera que tenía para mantener su apariencia juvenil.

"A las monjas sin alegría no les gustaba que los niños sonrieran. Siempre me dijeron que borrara la sonrisa de mi rostro, así que aprendí a sonreír en su lugar ", dice Tess.

“Yo no tengo arrugas porque yo misma me he entrenado para controlar mis músculos faciales (...) Soy vanidosa y quiero seguir siendo joven. Mi estrategia es ser más natural que el bótox y más eficaz que cualquier otra crema cara”, detalló.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital