Policiales

Dos jóvenes fueron juzgados y sentenciados por robo calificado por el uso de armas

Uno de ellos fue beneficiado por un cambio de calificación, por lo que recibió una pena de tres años en suspenso y regresó a su hogar, mientras que el otro deberá permanecer recluido en el penal de Miraflores por tres años.

Durante la mañana de ayer, en las cámaras penales de segunda y tercera nominación, los jueces dictaron sentencia a dos jóvenes de apellido Lobo y Herrera, que estaban imputados por robo calificado por el uso de armas, en febrero y mayo de este año. Uno de ellos fue beneficiado con un cambio de calificación y regresó a su hogar, mientras que el otro deberá cumplir tres años de prisión efectiva.

Como primera instancia, los jueces de la Cámara Penal N° 3,  decidieron bajar la calificación del joven Lobo, a quien se lo imputaba por robo calificado por el uso de armas, a robo simple, por lo que recibió una sentencia de tres años de prisión en suspenso, y continuará en libertad.

Lobo estaba acusado por un hecho ocurrido en febrero de este año, en el barrio Valle Chico, cuando en horas de la noche, una adolescente de 15 años, y una niña de trece, fueron increpadas por Lobo, quien las atacó con intenciones de cometer un arrebato, utilizando para ello un arma blanca.

Ante la situación, una de las menores le hizo entrega de su teléfono celular, mientras que la otra víctima intentó resistirse, por lo que Lobo le propinó un golpe en la espalda, y así logró su cometido, dándose a la fuga como acompañante en una motocicleta que lo esperaba a pocos metros.

Paralelamente, en la Cámara Penal de segunda nominación, en un unipersonal del Juez Guillamondegui, Paulo Antonio Herrera, quien también estaba imputado por robo calificado por el uso de armas, se reconoció culpable del delito que se le asignaba, y recibió una condena de dos años y siete meses de prisión efectiva, que se computó con una condena anterior de prisión en suspenso, por lo que finalmente deberá cumplir tres años recluido en el penal de Miraflores, más un tratamiento de rehabilitación, ya que al momento de cometer el ilícito se encontraba bajo el efecto de estupefacientes.

Parlantes
YPF