Policiales

Las unidades judiciales se colmaron de denuncias por robos en casas y arrebatos

En tan solo 24 horas, los delincuentes irrumpieron en al menos veinte casas y se apoderaron de objetos de valor. También se registraron varias denuncias por robo de celulares y motocicletas.

La ciudad vivió una alarmante ola delictiva en las últimas 24 horas. Más de veinte domicilios se vieron violentados por delincuentes que ingresaron luego de burlar las medidas de seguridad, y se apoderaron de diversos objetos de valor. También se registraron violentos arrebatos de celulares y carteras, sumado a la sustracción de motocicletas.

Según la información judicial a la que pudo acceder LA UNION, en las últimas veinticuatro horas se recibieron, en las diferentes unidades judiciales, un alto número de denuncias por robos.

En la Unidad Judicial N°4, se registró una actuación de oficio por parte de los efectivos policiales, luego de que durante un recorrido de prevención, se percataran de un domicilio ubicado sobre Luis Carol de Sosa N° 183, cuya puerta de ingreso estaba violentada.

Al contactar al propietario, quien no se encontraba en el domicilio, éste les manifestó el faltante de cinco mil pesos en efectivo, un colchón, una garrafa y un lavarropas.

En tanto, una mujer de 65 años de apellido Godoy, denunció en la Unidad Judicial N° 6 que personas desconocidas ingresaron en su domicilio ubicado en Barrio Libertador Segundo, y luego de violar las medidas de seguridad, se apoderaron de un televisor lcd, de 43 pulgadas, varias botellas de bebidas alcohólicas, y doscientos pesos.

También, en Barrio Magisterio, delincuentes forzaron la puerta de ingreso de un domicilio, propiedad de una mujer de apellido Calpa, y se llevaron un reproductor de DVD, dinero en efectivo y una plancha para el cabello.

En el Barrio La Esperanza, un hombre de apellido Acuña, denunció en la Unidad Judicial 8, que personas desconocidas ingresaron a la sede de N.I.D.O., y se apoderaron de dos teléfonos celulares.

La ola delictiva se extendió hasta los departamentos Valle viejo y Fray Mamerto Esquiú.

Robo de motos

Otro de los objetivos más buscados por los delincuentes, fueron las motocicletas.

Una mujer de 31 años, de apellido Luna, denunció en la Unidad Judicial 6, que dejó estacionada su motocicleta Yamaha Crypton color negra en la entrada de su domicilio ubicado en calle Florida N°60, con la debida traba de manubrio, y en un descuido, fue sustraída por personas desconocidas.

En la misma unidad judicial, un joven de 20 años, de apellido Barrionuevo, denunció haber dejado su motocicleta estacionada en frente de su domicilio, sito en calle Francisco Latzina, y personas desconocidas se llevaron el rodado.

A las 04.20 de la madrugada de ayer, efectivos de la Comisaría Cuarta se constituyeron en la calle Caseros al 200, propiedad de un joven de 29 años de edad, quien manifestó que desconocidos ingresaron a la vivienda y sustrajeron una motocicleta Corven Hunter 200 cc., 839-KLP, de color blanco.

Los policías realizaron recorridos por la zona y procedieron a la aprehensión de dos jóvenes de apellidos Moya y Novillo de 18 y 20 años de edad, quienes fueron interceptados a las pocas cuadras cuando intentaban darse a la fuga en el rodado sustraído. Al momento de realizarles el palpado superficial, se les encontró entre sus pertenencias un elemento punzocortante, denominado “espadita”, que quedó en calidad de secuestro.

Los aprehendidos fueron alojados en la dependencia policial a disposición de la Fiscalía de Instrucción en Feria, desde donde impartieron las medidas a adoptar y se invitó al damnificado a radicar la denuncia penal correspondiente en la Unidad Judicial N°4.

Parlantes