Columnistas

Mudanza municipal

Por Adrián Aráoz

Como era de esperarse, los primeros pasos de la nueva gestión municipal fueron tambaleantes, como bebe que recién empieza a caminar.

El día lunes, toda la Casa -ahora de Gran Raúl- era un caos. Algunos de los que se fueron no terminaron de desalojar las oficinas; otros más “rapiditos” no se olvidaron nada, o mejor dicho, se llevaron todo, hasta las lamparitas de la luz…

En todas las áreas municipales era un desconcierto absoluto. Hubo cambios de despachos y nadie sabía dónde era su lugar. Varios terminaron acovachados en algún rincón, como si estuvieran a punto de usurpar una oficina. Los pajaritos contaron que ni sillas, había para sentarse, y buscar una escoba para limpiar era una misión casi imposible. La barrida fue total.

La depredación de los que se fueron -dicen los pajaritos renovadores- fue tal que en la zona de la cocina no quedaron ni los saquitos de té… Ni los “gatitos” de Galíndez se salvaron…

El desconcierto de las nuevas autoridades es total, a tal punto que todavía andarían tirando la “monedita” para ver cuáles son las áreas que se trasladarán a la nueva Estación municipal.

Acto de asunción

El día de la asunción de Raúl Jalil, como intendente de la Capital, fue todo un acontecimiento y una fiesta. Para destacar fue el gesto político del intendente saliente, que acompañó a su sucesor en todo momento.

Al acto, que se concretó en el Centro Administrativo de la Capital (ex estación de trenes) llegaron a saludar a las flamantes autoridades comunales, propios, extraños y hasta algunos audaces.

Es así que reaparecieron varios ejemplares ligados al Frente Cívico y Social por años, y ahora se muestran en la vereda del FPV. Tal es el caso de un reconocido folclorista, que tiempo atrás hasta llegó a ser convencional nacional del radicalismo, y el pasado viernes se mostraba como un “peronista” de la primera hora. De estos hubo varios… Y sin dudas se seguirán sumando. Y no solo aprovecharon la ocasión para salir en la foto junto al flamante intendente, también no se olvidaron de tirar el mangazo…

Con relación a la organización del traspaso del mando, hubo varias desprolijidades propias de una gestión que recién empieza. La improvisación, en muchos aspectos, fue más que notoria. Ni el maestro de ceremonias tenía en claro cómo era el itinerario del acto. Mucha emoción, abrazos, besos y fotos marcaron la asunción de RJ al frente de la ciudad.

Seguramente irá puliendo con el correr de la gestión los desaciertos protocolares, quizás en los primeros meses habrá que acudir al asesoramiento del ex hombre “de los gatitos” de la anterior gestión, quién tiene un gran aplomo en el tema.

A trabajar muchachos

Respeto del nuevo equipo municipal que conducirá los destinos de la Capital catamarqueña, se espera mucho y saben que no hay tiempo que perder. En la ciudad hay cuestiones urgentes que atender.

Entre los asuntos de mayor prioridad, el Ejecutivo Municipal tiene en claro que no debe descuidar los servicios públicos que brinda a los vecinos de la ciudad. Mejorar y mantener limpia la ciudad será fundamental, por ello, el nuevo director de Higiene Urbana, Juan Pablo Bosch, habría acudido a un hombre conocedor del tema y que proviene de la gestión anterior para que lo asesore y lo acompañe, en un recorrido por la ciudad.

Aunque se promete mejoras y ampliación en el servicio de recolección, nada es concreto, ya que pasan las gestiones y la basura sigue siendo un dolor de cabeza, y un problema urbano sin solución.

Con las últimas lluvias registradas en la ciudad, el que no tendrá vacaciones será el flamante secretario de Obras Publicas y Planeamiento Urbano, Ing. Jorge Carrizo, que por lo menos tiene más altura (por su estatura) que su antecesor. Por el momento, es toda una incógnita, saber si estará a la altura, o no de las circunstancias.

Sembrando recuerdos

En cuanto a los que dejaron de ser funcionarios municipales, dicen que son muchos los que todavía andan llorando por su alejamiento de la función pública. Tal es el caso del “pitufo” ex municipal, a quien lo habría visto el pasado lunes por Sarmiento 1.050 recordando éxitos de aquellos años felices.

Dicen los pajaritos que hubo varios funcionarios -que por decreto de urgencia y necesidad- de la anterior gestión habrían pasado a planta permanente horas antes de la entrega de mando. Todo en el más absoluto silencio y reserva.

Pelea por las oficinas

En el Concejo Deliberante, la situación también es inestable. Dicen los pajaritos -renovados- que los ediles se andarían peleando por las oficinas y algunos cargos que no estarían definidos. La convivencia y la armonía parecen estar lejos en el Legislativo municipal. La reelección de Simón Hernández en la presidencia no habría sido digerida todavía, no solo por los concejales justicialistas, sino también por algunos miembros del Frente Cívico y Social, que tienen marcadas diferencias con el joven de Movilización, al igual que muchos empleados, que no están conformes con la reelección del muchacho.

Llegó el cambio y llegó “Pescado para todos”, fue la primera gestión municipal de RJ. Los vecinos, agradecidos, ahora tendrán la posibilidad de contar con estos productos en su mesas a pocos días de la Navidad.

Arco Iris
Parlantes