Panorama Urbano

El bus turístico de Salta

Por Basilio Bomczuk

Siempre que vamos a la ciudad de Salta, no dejamos de sorprendernos por la creatividad que hay en sus emprendedores a la hora de apostar por el turismo urbano. Esto viene unido a que hoy se celebra el Día Internacional del Turismo.

Ya comentamos en otra oportunidad en este espacio, la necesidad de contar con un pequeño ómnibus que permita a los turistas recorrer SFVC, para conocer el patrimonio cultural y natural que tenemos.

En Salta, la linda, existe una nueva alternativa para conocerla. En este caso, una muy novedosa: el Bus Turístico Salta, que permite al visitante subir y bajar del vehículo todas las veces que quiera.

El BTS, como se lo conoce popularmente a este novedoso servicio, es una forma agradable de recorrer de manera independiente la capital salteña. Pensado tanto para los visitantes como para los locales, este servicio de buses, que posee sus propias paradas y recorridos, deja en manos del pasajero decidir cuándo ascender y descender del vehículo.

En la plaza Belgrano se encuentra el parador número uno, y desde allí se suceden otros puntos de interés en los que el servicio también posee sus propias paradas.

Estación Balcarce, Batalla de Salta, Palacio Legislativo, Catedral, Convento, Monumento a Güemes, Virrey, Portezuelo, Parque San Martín, La Viña, Paseo de los Poetas, Mercado Artesanal y Cabildo, son algunas de las “paradas” donde se puede abordar y descender; el visitante elige.

El pasajero decide si hace el camino completo de una sola vez –durante casi dos horas– o si arma su propio recorrido sobre la base de los descansos que haga. La información sobre éstas puede obtenerlas, previamente, en cualquiera de los múltiples puntos de venta que ofrece el servicio.

El bus turístico de SFVC

El ejemplo salteño suena interesante para aplicarlo en nuestra ciudad. Quizás el municipio –en una primera etapa– podría poner una sola unidad a disposición de los turistas, con un buen ploteado en su carrocería, enfatizando los slogans que la identifican turísticamente.

En una etapa posterior, cuando el proyecto se autogestione, producto del uso que le darían los turistas o los vecinos que contribuyan con el pago del ticket, el emprendimiento estaría en condiciones de funcionar autónomamente. El desafío sería comenzar…

El bus podría hacer dos recorridos en un principio, uno por la mañana y el otro por la tarde. Al circuito se lo podría armar sobre la base de los distintos espacios públicos emblemáticos de la ciudad, el patrimonio arquitectónico –fundamentalmente de Caravati– y las vistas que tenemos desde las montañas próximas.

Los vecinos podríamos usarlo para conocer las curiosidades de SFVC y “aprender a ver” nuestra naturaleza y cultura. Así nos concientizaríamos de lo que tenemos, para contarles a los turistas.

Un sistema de recorrido de la ciudad con un bus turístico sería una experiencia de avanzada. Tenemos un destacable patrimonio natural y cultural para invitar a visitar. ¿Quién no se sorprendería gratamente con ver SFVC desde El Jumeal? Si las laderas del Ancasti cambian de color y textura a lo largo del año y del día, como un hermoso telón de fondo, cual puesta escenográfica…

Innovadora por donde se la mire, Salta siempre nos sorprende. Su BTS da una muestra clara de que, un sistema de transporte de estas características –y a escala pequeña–, puede armonizar perfectamente, dentro de las actividades previstas, para el turismo urbano. Es posible, solo hay que intentarlo…

 

Arco Iris
Parlantes