La Provincia

El PJ, los jóvenes y la Presidenta ayudaron a ganar estas elecciones

La flamante gobernadora destacó el hecho de que el peronismo optó por trabajar unido y resignar intereses para derrotar al oficialismo. Dijo que fue importante que los catamarqueños vieran a su sector como los referentes del modelo nacional "K". Quiere "Cristina 2011". Corpacci reconoció que, durante muchos años, los peronistas se acostaban amargados después de una elección provincial. El análisis del diario tucumano LA GACETA.

La alianza que selló con el saadismo, entre otros grupos peronistas de Catamarca, resultó clave para que el kirchnerismo derrote al Frente Cívico y Social (FCyS), luego de dos décadas. Así lo dio a entender la propia gobernadora electa, Lucía Corpacci, del Frente para la Victoria (FpV).

Sin mencionar puntualmente a ese sector -que había dominado el escenario político provincial hasta el crimen de María Soledad Morales (septiembre de 1990)-, la senadora consideró que la unión de los peronistas resultó uno de los tres pilares sobre los que se estructuró el triunfo electoral del domingo.

"El peronismo venía muy dividido durante años, lo que nos hizo ir derrota tras derrota. Y todos los sectores aportamos, todos. El armado político fue muy duro, todos debimos resignar gente que nos venía acompañando, que merecía espacios importantes; pero todos supimos ceder para llegar a un acuerdo final. Fue lo más significativo que logramos", afirmó Corpacci, que asumirá la jefatura del Poder Ejecutivo provincial el 10 de diciembre.

Los otros dos pilares del trípode victorioso son el derrame hacia los candidatos locales de la popularidad de la que goza en Catamarca la Presidenta, y el desgaste del oficialismo provincial, provocado por 20 años de gobierno sin interrupción.

"Fue muy importante la figura de la jefa de Estado (Cristina Fernández) como cabeza de este proyecto, y que el catamarqueño aquí nos viese a nosotros como referentes de ese modelo nacional, en el que siempre hemos venido trabajando. Y, además, está el hecho de que un gobierno que lleva 20 años... bueno, va sufriendo los desgastes. En este sistema democrático, pretender que un gobierno siga y siga es casi imposible", manifestó.

Señaló, además, que los electores le cobraron al gobernador, Eduardo Brizuela del Moral, que se haya apartado de la concertación plural, propiciada por el ex presidente Néstor Kirchner: "la sociedad vio al Gobierno provincial muy divorciado del Gobierno nacional, y sintió que este modelo de autoexclusión del gobernador perjudicaba a todos".

Cuando ya se apagaba el domingo, y los números habían dictado su sentencia inapelable, Corpacci se emocionó. "Fue muy fuerte; ver gente llorando. Los peronistas, durante años apagábamos la radio y nos acostábamos amargados. Sobre todo los que no habían trabajado con el FpV porque, de última, nosotros siempre terminábamos segundos, y hasta tuvimos oportunidad de ganar una elección. Pero el peronismo militante se sentía excluido de los triunfos; entonces fue un desborde de alegría", dijo.

LA GACETA le preguntó en qué medida el triunfo kirchnerista en Catamarca fortalece al oficialismo nacional de cara a las presidenciales de octubre. Corpacci mesuró el impacto de su victoria.

"Estas elecciones son muy importantes a nivel nacional, pero siempre nos toca igual. Cuando hicimos la concertación plural, con Brizuela del Moral, también inauguramos el calendario electoral; y era importante que el modelo ganara en la provincia. Siempre el triunfo genera más expectativas de triunfo; (pero) está claro que la Presidenta está bien posicionada en todo el país; ella, y su modelo de gobierno, va traccionando para todos; ella tiene un valor propio", afirmó.

El rol de la juventud

Corpacci aseveró que los jóvenes desempeñaron un papel fundamental en el triunfo. "Antes de estas elecciones, incluso previo a los comicios en los que fui elegida senadora, les decía que valoraba que hayamos podido convocar a muchos jóvenes", dijo. Casi 20.000 de los 252.000 catamarqueños del padrón estaban en condiciones de votar por primera vez. La mandataria electa consideró que esta franja etaria es responsable de un profundo cambio. "La política se había prostituido durante mucho tiempo y la recuperaron; tienen otra forma de hacer la política, otro compromiso, y la vuelven a valorar como el único medio para cambiar la realidad. Y en esto tiene mucho que ver Kirchner". La dirigente se encolumnó detrás de quienes quieren que Cristina busque la reelección; sin embargo, aclaró que comprende si la mandataria no acepta: "yo quiero ’Cristina 2011’, es mi deseo; pero entiendo que esté cansada". Respecto del compañero de fórmula, Corpacci aludió, sin nombrarlo, a Julio Cobos. "(El candidato) debe ser el que nos brinde la certeza de que acompañará la política que nosotros queremos hacer, porque, si no, no sirve", arremetió.

Fuente: La Gaceta Digital

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital