Policiales

Cuarentena total: bajó el número de siniestros viales y las denuncias por violencia de género

El dato surge de un relevamiento realizado en las denuncias y actuaciones realizadas en las unidades judiciales del Valle Central. Paradójicamente, los arrebatos en la vía pública -cuando no debería haber nadie en la calle- continúan.

La declaración de cuarentena total dispuesta por el Gobierno nacional a partir de las 00.00 horas del viernes 20 hasta el próximo 31 de marzo, inclusive, trajo aparejado no solo cambios “obligados” en los hábitos cotidianos de la comunidad  sino también una notable disminución en la cantidad de denuncias recibidas en las unidades judiciales del Valle Central; un efecto positivo, si se quiere, en medio de una crisis sanitaria que afecta a todo el mundo, como lo es la pandemia del coronavirus.

Si bien es cierto que los delitos continúan sucediendo, el número de denuncias en hechos de accidentes de tránsito y de violencia familiar y de género, por ejemplo, disminuyeron.

De acuerdo a un relevamiento realizado por la Policía Judicial al que tuvo acceso LA UNION, entre el viernes 20 y el jueves 26 de marzo, la Policía Judicial solo tuvo que intervenir en siete hechos viales. Afortunadamente, ninguno de ellos con saldo fatal.

Otro dato importante es la disminución en las denuncias por delitos de violencia familiar y en contexto de género en el Valle Central. Del mismo relevamiento, es decir, de la cantidad de denuncias realizadas, surge que en el periodo antes mencionado se recibió un total de 20 denuncias por hechos de violencia, lo que da un promedio aproximado de una denuncia cada ocho horas.  

En relación a la disminución de estos delitos, como así también al delito de las amenazas que prácticamente desapareció en esta semana, el director de la Policía Judicial de la provincia, Dr. Marcelo Acevedo, indicó en diálogo con la prensa que, ante el cambio de modalidad de trabajo, adecuándose también el personal a su cargo a la cuarentena obligatoria, recorrió las distintas unidades judiciales, pudiendo advertir una “disminución” en la cantidad de denuncias presentadas por delitos de violencia de género. “Se unificaron las unidades judiciales, principalmente, aquellas que comparten edificio con la Policía de la Provincia para evitar una aglomeracion, salvo la Unidad de Violencia Familiar y de Género, que continuó funcionando de forma individual porque pensamos que era necesario; sin embargo, se nos informó que hubo una disminución en cuanto a las denuncias” expresó el funcionario.

Además, puntualizó: “Por ejemplo, en la jurisdicción de la Unidad Judicial N° 3 -La Chacarita- y la Judicial N° 1 -del casco céntrico- las intervenciones por siniestros viales prácticamente no existieron”.

Si bien estos dos aspectos plasmados por el funcionario judicial son importantes, paradójicamente, el robo callejero bajo la modalidad de arrebato continúa, aunque en menor escala y pese a la prohibición total de transportarse por la vía pública, salvo en casos excepcionales. Las mujeres, principalmente, son despojadas de sus teléfonos celulares por motochorros. Desde que inició la cuarentena total, se reportaron en las once unidades judiciales quince ilícitos de esta naturaleza.

Vale aclarar, que la presencia constante de la Policía en la vía pública colabora con la prevención de los delitos, que existen desde tiempos remotos de la humanidad y continuarán existiendo.

Sin violencia en aislamento social

Sin lugar a dudas, la disminución en las denuncias, leve pero disminución al fin, por hechos de violencia contra la mujer es un dato más que importante a tener en cuenta por los organismos que trabajan y luchan para erradicar esta práctica que, lamentablemente, marcó el 1 de marzo a nuestra provincia con el femicidio de Brenda Micaela Gordillo.

Especialistas de la temática consultados indicaron que esta situación de aislamiento social, echa, si se quiere, por tierra algunos mitos que existían en relación a las causas o motivos, si caben los términos, del porqué podría producirse el acto de violencia contra la mujer, principalmente en su hogar. Curiosamente, ahora que los matrimonios y parejas comparten más  tiempo, las denuncias por violencia disminuyeron. ¿Será entonces que son factores externos a la relación de pareja los que activan la violencia? Es decir, que la violencia en contexto de género podría adjudicarse a un fenómeno de construcción social, donde aparecen presiones tales como la falta de trabajo, económicas y el consumo desmedido del alcohol u otro tipo de sustancia. Lo cierto es que en esta primera semana de cuarentena total, al menos en casos denunciados -existe la posibilidad de que hayan ocurrido otros hechos que no fueron puestos en conocimiento de las autoridades- los episodios de violencia familiar y de género disminuyeron, sobre todo el fin de semana, días que junto al lunes solían ser los más críticos en materia de violencia.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital