Policiales

Detienen al presidente de un club de fútbol de Tinogasta por dos hechos de grooming y abuso sexual infantil

Se trata de Pedro Quinteros, de 51 años, quien entre los años 2017y 2018, cuando ocurrieron los hechos, se desempeñaba como entrenador en una escuela de fútbol infantil. Por el momento, pesan en su contra dos denuncias, aun cuando se prevé que sumará más.

Un hombre de 51 años fue detenido el miércoles a la noche, sindicado como el autor del delito de grooming y abuso sexual, en perjuicio de dos adolescentes. La investigación de los hechos fue publicada en exclusiva por LA UNION en julio del año pasado. Esta se había iniciado luego de que una organización a nivel mundial que investiga los hechos de pornografía infantil recibiera un alerta que desde Catamarca, más precisamente desde Tinogasta, se habría compartido una fotografía  de contenido pornográfico, en la que, supuestamente, se podía ver a un niño en escenas de sexo explícito con adultos.

Tal como lo informó este diario, luego del alerta, el comisario Oscar Barrios, bajo las directivas del fiscal local, Jorge Barros, inició la investigación que arrojó resultados positivos y hoy, casi un año y medio después, permitió a los investigadores llevar al sindicado ante la Justicia.

En aquella oportunidad, los investigadores secuestraron teléfonos celulares, chip, pendrives, CPU y cámaras fotográficas, tanto del ahora imputado, quien en esa oportunidad se desempeñaba como entrenador de una escuela de fútbol infantil, como de algunos niños cuyos padres denunciaron luego el abuso sexual en su hijo.

Un año después, el laboratorio satelital del poder judicial remitió los elementos y el contenido. Pruebas documentales que permitieron al fiscal Jorge Barros ordenar la detención de Pedro Quinteros.

Detención e indagatoria

Finalmente, a las 20:20 del martes, la Policía local de Tinogasta detuvo a Pedro Pablo Quinteros cuando caminaba por calle Copiapó.

Seguidamente, se informó a la Justicia, quien dispuso que quedara allí alojado hasta la noche de ayer, cuando fue llevado a la Fiscalía para su indagatoria.

En principio, el detenido debe responder por los supuestos delitos de grooming (hecho nominado primero) y grooming y abuso sexual con acceso carnal en concurso real (hecho nominado segundo).

Ayer a la mañana, el comisario general, Oscar Barrios, brindó una conferencia de prensa en la dependencia policial, donde dio detalles de la causa y explicó los pasos a seguir.

En su relato, el funcionario policial explicó cómo inició la investigación y cuál fue el trabajo que se desarrolló desde la fuerza de seguridad a su cargo.

Si bien por el momento Quinteros está imputado por dos hechos en los que las víctimas tienen entre 12 y 17 años de edad, en las próximas horas podrían recibirse nuevas denuncias.

Así también, las fuentes indicaron que los hechos por los que fue detenido Quinteros ocurrieron entre los años 2017 y 2018, cuando el imputado se desempeñaba como entrenador en una escuela de fútbol en la ciudad de Tinogasta, departamento homónimo.

Modus operandi

En cuanto al modus operandi, Quinteros aparentemente se valía de su condición de entrenador de fútbol para acercarse a las víctimas, a quienes contactaba a través de las redes sociales bajo un perfil falso.

En uno de los dos casos de los que se le acusa a Quintetos, el hombre citó al adolescente, extorsionándolo de mostrar sus fotos si no accedía al encuentro donde lo abusó.

Asimismo, voceros de la investigación indicaron que la noticia de la detención de Quinteros causó gran revolución en la comunidad tinogasteña y fiambalense, donde el sujeto era conocido por ser entrenador de fútbol.

Así también, fueron varias las personas mayores de edad que se acercaron a la Policía a manifestar que habrían recibido mensajes a través de la red social Facebook supuestamente de Quinteros de contenido sexual.

Indagatoria

Por otra parte, ayer a la tarde noche, Quinteros fue trasladado por la policía desde su lugar de detención a la Fiscalía de Tinogasta, donde fue indagado por el fiscal Jorge Barros.

Acompañado por su abogado defensor, Dr. Macías, el acusado escuchó las pruebas y las acusaciones que pesan en su contra. Seguidamente, el fiscal le dio la palabra al acusado para que diera su versión sobre los hechos, pero por recomendación de su abogado, guardó silencio.

Concluido el acto procesal, el acusado fue nuevamente llevado por la Policía a la comisaría, donde continuará privado de su libertad.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital