Información general

Ya hay nuevos precios para la carga de combustibles en todo el país

Como estaba previsto, a partir de ayer a las 00 horas, los combustibles sufrieron un incremento del 5 por ciento aproximadamente. En Catamarca, como en gran parte del interior del país, los precios varían en relación a los dispuestos en Capital Federal.

Los nuevos valores impuestos por el aumento del día de ayer deja a los valores de los combustibles líquidos con diferencias de los que figuran a nivel nacional.

Los aumentos rondaron en un 5 por ciento y fueron aplicados por las tres grandes empresas que comercializan combustibles en el mercado: YPF, Axion y Raizen, con su marca Shell.

De esta manera, en los surtidores de estas compañías en la Ciudad de Buenos Aires y GBA, el precio por litro de la nafta Súper (Grado 2) quebró el techo de los $ 50. Mientras que la Premium (Grado 3), la más cara del mercado, se mueve en torno a los $ 58 por cada litro.

En tanto en Catamarca y gran parte del interior del país, los números que se manejan son otros.

Por ejemplo:

IPF: Súper $ 55,59; Premium $ 62,74; Diesel $ 52,19; Diesel Euro $ 59,79.

Axion: Súper $ 56,10; Premium $ 63,57; Diesel $ 52,08; Diesel Euro $ 60,50.

Oil: Súper $ 55,99; Premium $ 62,99; Diesel $ 52,19; Diesel Euro $ 60,55.

Shell: Súper $ 56,68; Premium $ 63,83; Diesel $ 52,49; Diesel Euro $ 60,63.

Refinor: Súper $ 55,59; Premium $ 62,74; Diesel $ 52,19; Diesel Euro $ 59,79.

Próximo aumento

A comienzos de diciembre, los combustibles volverán a aumentar y el piso de la suba será de 4,6 por ciento, debido al incremento impositivo que definió el Gobierno a través del Decreto 753/19, que prevé el traslado a precios del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL), postergado durante el año para atenuar el impacto que provocó la devaluación del peso en los surtidores. Esa norma estableció que el traslado se haga en dos etapas. Una parte se aplicó con el aumento del 5 por ciento, que rige desde inicios de mes y el resto se aplicará en diciembre. Lo que queda pendiente son 2,22 pesos por litro de nafta y 1,46 pesos en gasoil. El impacto porcentual difiere de acuerdo a los precios de cada empresa. Si se toman los valores que YPF tiene en la Ciudad de Buenos Aires, la nafta Súper debería subir otro 4,6 % y el gasoil 3,3 % solo por los impuestos.

La Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (FECRA) pidió “no perjudicar al consumidor y a la actividad económica”. Desde la entidad consideraron que en “una realidad económica con dos dígitos de inflación y un abastecimiento que sigue siendo deficitario y/o restringido, especialmente en el canal de estaciones blancas, la medida se ha vuelto insostenible”.

“Esto no significa que, a partir de hoy, los consumidores tengan que pagar un aumento desmedido en los precios del surtidor”, aclaró la entidad en un comunicado.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital