Policiales

Mañana indagarán al sacerdote Moisés Pachado por dos hechos de abuso sexual en perjuicio de una niña

Es la segunda audiencia de indagatoria a la que es citado por la Justicia. El párroco faltó el pasado miércoles 6 de noviembre. Si mañana no se presenta, la Justicia ordenará que sea arrestado y llevado por la Policía.

Este martes 12 de noviembre, está previsto que la fiscal subrogante, Dra. Rita Verónica Saldaño, de la Fiscalía de Belén, tome declaración del imputado al sacerdote local, Moisés Pachado, por los supuestos delitos de abuso sexual, hechos ocurridos en el año 1997 en la localidad de Hualfín, departamento Pomán, cuando estaba a cargo de la parroquia local.

La audiencia está prevista que inicie a las 9:00 de la mañana y, en caso de que el sacerdote no se presente, la fiscal ordenará su inmediata detención y traslado por la fuerza de seguridad.

La medida será adoptada en razón de que el cura, pese a haber sido correctamente notificado a través de sus abogados, no compareció a la audiencia de indagatoria fijada para el miércoles de la semana pasada.

Si mañana no comparece, será declarado rebelde y se librará una orden de detención para su persona.

A mediados del mes de octubre, el fiscal titular de la causa, Jorge Flores, había solicitado la realización de la pericia psicológica y psiquiátrica tanto al acusado como a la víctima. La medida se concretó en en Centro Interdisciplinario Forense (CIF) de esta ciudad Capital. Tras remitirse los resultados, la fiscal Flores resolvió fijar la audiencia de indagatoria, dando así continuidad a la Investigación Penal Preparatoria.

El caso

El sacerdote Moisés Pachado fue denunciado en diciembre del año pasado por una mujer mayor de edad, quien primero contó el abuso en su perfil social y luego lo plasmó en una denuncia penal.

Al momento de realizar la denuncia, la mujer recordó que fue abusada por el sacerdote cuando era una niña y colaboraba en la sacristía de la Iglesia de Hualfín, departamento Belén, donde Pachado estaba a cargo.

Según contó la denunciante, uno de los abusos ocurrió en la casa parroquial, donde fue llevada por Pachado y sometida a sus bajos instintos.

Luego de finalizada la misa, la menor fue a ayudarlo en la sacristía, acomodando y guardando los elementos utilizados en la misa. Cuando en un determinado momento, ingresó el párroco, tomó desde atrás a la menor y comenzó a besarla y tocarla en sus partes íntimas, para luego llevarla a la casa parroquial, donde concretó el abuso.

Moisés Pachado debe responder por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el autor ministro de un culto”-primer hecho- y “abuso sexual simple agravado por ser el autor ministro de un culto, hecho continuado” -segundo hecho-.

Tras la denuncia penal, el sacerdote habló con la prensa y se declaró inocente de los cargos de los que se le acusa, refiriendo que no comprende por qué recién, después de tantos años de supuestamente ocurridos los supuestos abusos, lo denunciaron. Además, dijo que conoce a la familia de la supuesta víctima, a quien a veces visitó en su domicilio.

Catamarca, cuarta a nivel nacional

En los últimos años, se denunciaron a más de sesenta religiosos. Con la imputación al sacerdote Moisés Pachado,  nuestra provincia se ubica en el cuarto lugar a nivel nacional con mayor cantidad de religiosos denunciados por abuso sexual.

El dato surge de un informe dado a conocer en junio pasado por el diario La Nación, donde 63 sacerdotes fueron denunciados por abuso sexual en nuestro país. A la lista la encabezan Buenos Aires, Mendoza, Santa Fe, Salta y ahora Catamarca, en cuarto lugar.

Los otros dos sacerdotes imputados son Renato Rasgido y Juan de Dios Gutiérrez.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital