Información general

Hoy recordamos a Nelly Lilia Gómez, la primera piloto de avión catamarqueña

Hoy se cumplen 100 años del natalicio de Nelly Lilia Gómez la primera piloto de avión catamarqueña.

Nelly cursó sus estudios de magisterio en la Escuela Normal Clara J. Armstrong y, apenas egresada en 1938, hizo sus primeras armas en el cerro de Humaya.

Luego, pasó a un lugar más inhóspito aún, la escuelita Nº 242 de Agua Amarilla, en la zona cordillerana del departamento Santa María.

A pesar de su juventud, dio muestra de su temple nada común para afrontar las dificultades de esa agreste geografía.

Posteriormente, se desempeñó en diversas escuelas de nuestra provincia y de la vecina de Tucumán, para jubilarse en 1970. Maestra de alma, no se dio reposo, hasta la víspera de su muerte preparaba alumnos, la mayoría de las veces gratuitamente.

En su afán docente, inventaba sencillos métodos pedagógicos y hasta escribió una interesante historia de Catamarca para 4º grado: “Catamarca mi tierra”, la cual no alcanzó a editarse por razones económicas.

Junto a su vocación docente nació en ella la pasión a las alturas, los vuelos aéreos. De esta forma, concurría al Aeroclub Tucumán, y un 17 de enero de 1948 recibió su diploma de Piloto de Avión Categoría A Nº 3283, firmado por el brigadier, Francisco José Vélez, director General de Aeronáutica Civil.

Nelly Gómez se convirtió así en la primera aviadora catamarqueña. “Un mes antes del primer vuelo oficial, rendí el examen de práctica bajo la supervisión del inspector Striccoty” -recordaba la aviadora durante una entrevista brindada a este diario.

“Me sería imposible narrar los nervios y la emoción que me embargaban antes y después del vuelo. Para colmo, la rigidez del inspector, con su parquedad increíble, no me inspiraba ninguna confianza, más teniendo en cuenta que era mi primera experiencia comandando un avión. Con todo, anduve bien y mi alegría fue indescriptible: había cumplido mi gran sueño, pilotear un avión Pipper biplaza”, contaba Nelly.

Desde ese día continuó volando hasta 1950, cuando solicitó traslado a la Escuela Nº 1 de Sumalao, departamento Valle Viejo. “Desde ese día, nunca más volví a volar, y hoy solo son recuerdos muy difíciles de borrar”, confesaba la primera piloto catamarqueña.

Ella realizó innumerables vuelos, ni ella misma recordaba cuántos. Quienes la conocieron más y se dedicaron a ese oficio contaban que Nelly era gustosa de la práctica de acrobacias aéreas.

Una anécdota rescatada de los archivos de LA UNION es la que cuenta que cierto día, la aviadora se desplazaba en un pequeño Pipper y se arrojó en picada, pasando por debajo del puente sobre el Río del Valle (a la altura de Tres Puentes), para después, gallardamente, remontar vuelo.

http://www.launiondigital.com.ar/noticias/105848-recuerdo-primera-piloto...

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital