Política

El lado B del debate: el cruce entre Macri y Fernández que pudo terminar en escándalo

Un repaso de lo que las cámaras no lograron registrar sobre el encontronazo de Macri y Alberto Fernández durante el corte. La cercanía entre las damas del poder, los brazos al aire del Presidente y el regreso de un dirigente peleado con La Cámpora.

Corrían las 21.44 de la noche del domingo 20 de octubre. Roberto Lavagna exponía sobre "empleo, producción e infraestructura" y acaparaba la atención de las cámaras de televisión y los invitados. Pero a pocos pasos, Mauricio Macri y Alberto Fernández eran protagonistas de un episodio de respeto mutuo que bien podría resultar inimaginable para el que no lo haya presenciado en la Facultad de Derecho de la UBA.

Una de las hojas sobre las que escribía el Presidente y candidato de Juntos por el Cambio cayó al piso y se apoyó suavemente sobre el suelo. El papel quedó en el medio de ambos atriles, y Fernández atinó a intentar recogerlo, pero rápido de movimientos, Macri lo levantó primero. El episodio fue una especie de oasis de calma en medio de la tensión, las acusaciones cruzadas y las chicanas entre los dirigentes que compiten por la Casa Rosada.

Ambos dirigentes intentaron mostrarse firmes en el comienzo del debate y se los pudo ver muy activos mientras su rival exponía. Tanto Macri como Fernández utilizaron en reiteradas oportunidades sus lapiceras para tomar nota de las palabras de su contrincante para luego refutarlas. Durante las exposiciones, el cruce de miradas nunca se dio, y fue el exjefe de Gabinete el que optaba por observar al jefe de Estado mientras éste hablaba. No así ocurrió cuando el candidato opositor tenía la palabra. El mandatario prefería contemplar la tribuna, acomodarse en la silla (la que le resultaba muy incómoda) o incluso buscar una sonrisa cómplice en alguno de sus dirigentes de confianza.

Por cuestiones organizativas, las delegaciones de ambos dirigentes se sentaron en filas pegadas. Sobre el sector superior derecho del salón, en la primera de estas, se ubicaron el jefe de Gabinete Marcos Peña; la primera dama Juliana Awada; el secretario general de la presidencia, Fernando De Andreis; el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba y Julieta Herrero. Atrás de ellos, la pareja de Alberto Fernández, Fabiola Yáñez; Santiago Cafiero; Eduardo Wado de Pedro y Sergio Massa.

Al finalizar el primer bloque temático, todos estos partieron rumbo a camarines para pulir detalles de cara a las siguientes presentaciones. Fue allí donde se produjo un cruce entre Macri y Fernández que casi termina en escándalo.

Según pudo reconstruir TN.com.ar en base a fuentes cercanas a ambos dirigentes, Macri le cuestionó a Fernández el hecho de que durante su exposición se haya referido a su padre, Franco Macri, que falleció en marzo pasado a los 88 años. "Sos un inmoral", le contentó el exfuncionario kirchnerista. "Lo patoteó, pero no pasa nada. Es entendible que estuviera nervioso", dijo un hombre de extrema confianza del Presidente a este medio. En el entorno del postulante opositor también intentaron bajarle el tono al altercado. Pero lo cierto es que existió.

Sobre el final del segundo bloque de ejes, Massa se levantó, esperó a que pase Fabiola Yáñez y lo frenó a Cafiero. Le señaló algo sobre el escenario y luego ambos se fueron a dialogar con Fernández de cara al cierre.

Brazos al aire

Lavagna solo tenía 30 segundos para cerrar su participación en el eje "Desarrollo Social, Ambiente y Vivienda". Fue luego de que el presidente Macri prometiera que a partir de enero la actualización de los créditos UVA será a través del índice de salarios y no por inflación.

"Hay 3.200.000 viviendas faltantes, las clases medias tienen la posibilidad de enfrentar el problema a través de los créditos indexados por UVA, y como siempre lo venimos defendiendo, ajustados por salarios. Me pone muy contento escuchar a Macri que nos ha anunciado que así será después de meses de un cierto drama para la gente", lanzó el exministro de Economía.

La frase de Lavagna generó una extraña reacción del Presidente que levantó los brazos y pareció haber mirado hacia el cielo como sin poder creer lo que escuchaba. Lo curioso es que nunca respondió de esa forma ante las constantes críticas de Fernández.

Alberto, el candidato que espera

Al regreso del primer intervalo, Fernández pareció estar algo apurado y regresó al menos 45 segundos antes que el resto de los candidatos a presidente. Una foto de TN.com.ar lo muestra solo en el escenario, parado frente a su atril y bajo la atenta mirada de todo el salón. El candidato del Frente de Todos aprovechó la ocasión para intentar relajarse y tomó un poco de su gaseosa favorita de pomelo. (Fuente TN)

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital