Policiales

Hoy declara en Santiago el catamarqueño que pagó $10 mil para que asesinaran a Peñaflor

Se trata de Saúl Jeréz (74) quien fue detenido en esta provincia, en el marco de la investigación la semana pasada y habría confesado ante la Policía que le entregó a Vega, otro de los imputados, $10 mil para que contratara a los asesinos.

Para hoy martes, está previsto que el catamarqueño Saúl Jeréz, quien fue detenido a mediados de la semana pasada y ya se encuentra alojado en la Comisaría de Frías, provincia de Santiago del Estero, sea llevado ante los fiscales Gustavo Montenegro y Belén Pan para ser indagado.

El sujeto de 74 años está imputado del delito de “homicidio agravado”, acusación que comparte con otros tres detenidos con los que cuenta la causa, Lindor Alfredo Rodríguez (55), Nicolás Miguel Vega (49) - policía retirado que abandonó las filas cuando cumplió los años de servicio estipulados- y Claudia Viviana Pereyra (51), quienes al ser llevados ante los fiscales y  luego de escuchar las evidencias que obran en su contra, por las cuales los vincularían a este homicidio, el pasado viernes optaron por el silencio en la ronda de declaraciones indagatorias. La audiencia está prevista para la mañana de hoy y el imputado contará con el patrocinio de un abogado de la vecina provincia, según dejaron trascender fuentes cercanas al expediente.

“Confesión”

Si bien la confesión de una persona imputada en un delito tiene solo validez si la realiza ante el fiscal que investiga la causa, voceros cercanos a los investigadores del asesinato comentaron que Jeréz, al momento de ser detenido el pasado miércoles, se quebró y le habría explicado al personal de homicidios de esta provincia, que trabaja en colaboración con sus pares de Frías, Santiago del Estero, que Vega -otro de los imputados- le había hablado de dos supuestas personas que les cobraban 20.000 pesos para asesinar a Peñaflor, cuyo cuerpo fue hallado con un disparo en la cabeza y quemado el jueves 8 de agosto en su camioneta.

Detalles

En cuanto al móvil del horrendo crimen, voceros indicaron que sería porque la víctima, es decir, Ricardo Peñaflor, de 60 años, oriundo de la Colonia de Achalco, departamento El Alto de esta provincia, se habría apropiado de un terreno sobre el cual Vega y Jeréz -dos de los cuatro detenidos- aducen que es de ellos. La zona, por historia, es característica de situaciones conflictivas entre familias por cuestiones de tierras y también por abigeato.

La misma fuente reveló a un medio de la vecina provincia  que, a decir del propio Jeréz, semanas antes de cometer el ataque, él y Vega “habían conversado sobre cómo cometer el hecho y Vega le contó a él, supuestamente, que tenía a dos conocidos que le cobraban $20.000 pesos para cometer el homicidio y Jeréz aseguró que le dio a Vega 10.000 para que lo asesinen”.

Pero hay un interrogante aun que la Justicia busca dilucidar y es si existió el crimen por encargo o es que la mano de quien apretó el gatillo del arma puesta en la cabeza de Peñaflor es de alguna de estas mismas personas.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital