Policiales

Una mujer y tres hombres, detenidos por el crimen del catamarqueño Peñaflor

Se trata del hombre cuyo cuerpo fue hallado calcinado en la caja de la camioneta, a la vera de la Ruta Nacional Nº 157, el jueves 8 de agosto, en Frias, Santiago del Estero. Tal como lo informó en exclusiva LA UNION, la víctima era del departamento El Alto, provincia de Catamarca.

Un arma secuestrada y cuatros personas detenidas fueron el resultado de diversos allanamientos en torno al brutal asesinato de Ricardo Peñaflor.

Se trataría de la persona ultimada de un tiro en la cabeza y cuyo cuerpo fue hallado el 8 de agosto, a la vera de la Ruta 157 y a 15 kilómetros de Catamarca.

Seis días después, los fiscales Belén Pan y Gustavo Montenegro habrían avanzado un 40% en la investigación y fijaron una estrategia cerrojo.

En la práctica, habrían recurrido a policías de las divisiones Homicidio de Santiago y Catamarca.

Cuatrerismo y más

Para los investigadores, Peñaflor habría sido asesinado por sujetos enemigos y enfrentados por ganado.

Comúnmente denominada cuatrerismo (abigeato), los policías intuyen que en ese submundo radica el porqué del homicidio, perpetrado al menos por 3 o 4 hombres. Sin embargo, aún no lograron desentrañar si el asesinato fue consumado en Santiago o en Catamarca. El “zarandeo” al cuatrerismo ya arrojó “frutos” y los fiscales habrían descubierto “movimientos” extraños e individualizaron a enemigos de la víctima.

Amenazas

Asimismo, varios dateros habrían recordado que Peñaflor vivió las últimas dos semanas amenazado.

También, que las discusiones aludían al robo de ganado santiagueño para venderlo en Catamarca. “Básicamente, los fiscales solicitaron allanamientos y el martes fue incautada un arma de fuego en Catamarca”, deslizó un investigador, anoche, a un medio local.

Víctima, investigada

Los resultados del incipiente proceso serían el fruto de una investigación a la víctima. Puesto en limpio, los policías sugirieron que Peñaflor tenía varios enemigos y que andaba armado.

Sin embargo, los capítulos de amenazas e incidentes callejeros repercutían en su círculo íntimo. Allí es donde los fiscales pusieron especial énfasis y descubrieron que Peñaflor temía de ser golpeado y arrojado al monte, mas no asesinado. Lo apasionante de la encrucijada policial, si se quiere, es que los enemigos residirían en ambas geografías.

Redadas masivas

Y por ello, los policías irrumpían desde ayer a la tarde en ambas provincias, órdenes de detención y hasta la madrugada, ya habían detenido a tres hombres y una mujer.

Peritarán el arma incautada y hoy seguirán los allanamientos.

Sin pausa, los fiscales redoblan esfuerzos y tienen la certeza de que “día que pasa, mayor ventaja para el o los homicidas”.

Por lo pronto, ya habrían enviado el arma secuestrada para ser peritada por expertos en la ciudad Capital, a fin de cotejarla con el plomo retirado del cuerpo incinerado que se asume corresponde a Ricardo Peñaflor.

También, hoy los policías continuarían con la búsqueda de más sospechosos sobre quienes rigen órdenes de detención.

Para los investigadores, hay una hipótesis clara, pero la cadena es larga y no está claro el rol desempeñado por cada eslabón”, graficó el funcionario, un tanto enigmático, pero dejando en claro que hay más gente por buscar, de uno y otro lado del mapa.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital