Salud

Convenio para la atención de pacientes oncológicos de La Rioja

El Ministerio de Salud de la provincia trabaja, desde el año pasado, en un convenio marco con el Ministerio de Salud de La Rioja para la atención de pacientes oncológicos en el Hospital Interzonal de Niños “Eva Perón”. Actualmente el sistema de salud pública de La Rioja no cuenta con Servicio de Hemato - Oncología, razón por la que el convenio tiene como objeto que los pacientes de la vecina provincia puedan tratarse en Catamarca, de acuerdo a la complejidad. Este mes se concretó la primera derivación y se empezó a tratar un paciente de 2 años con Leucemia Linfoblástica Aguda.    

Al respecto, la Dr. María Soledad Vides Herrera, jefa del Servicio de Hemato - Oncología del Hospital explicó que “la patología más común en los niños son las leucemias agudas, de las cuales el 80% son leucemias linfoblásticas que se pueden tratar en Catamarca. Las leucemias mieloides representan el 20% y esas, por su complejidad y mal pronóstico, hay que derivarlas, en general al Hospital Garrahan en Buenos Aires”.

“Con respecto a las linfoblásticas, que son las que se pueden tratar aquí, tienen mejor pronóstico y la sobrevida general es de 75% a los 5 años, lo que significa que de 10 niños que hayan hecho bien el tratamiento 7 van a estar vivos a los 5 años. 30 años atrás la sobrevida era del 50%, y antes del 20%, es decir que hoy tener este porcentaje es muy bueno. Incluso hay otras patologías, como los linfomas Hodgkin que tienen mejor sobrevida que es del 90%, y esos tratamientos se pueden hacer en Catamarca”, resaltó Vides Herrera.

La oncóloga destacó la importancia de disminuir las derivaciones, sobre todo en tratamiento con éstos que son largos y, en los que el desarraigo es desfavorable. “Podemos derivar al paciente para determinadas cosas, por ejemplo, para la cirugía o algún tratamiento que no se puede hacer aquí, y después vuelve el niño, entonces entablamos redes con los hospitales de mayor complejidad como el Garrahan o el Hospital de Niños de Córdoba

Ricardo, papá del primer paciente derivado de La Rioja, relató la experiencia de su familia. Contó que “en La Rioja no teníamos la posibilidad de realizar el tratamiento y en principio pensábamos que nos tendríamos que ir al Garrahan pero gracias a Dios,  nos trasladaron a Catamarca. La doctora (Vides Herrera) nos vio en La rioja y nos explicó todo, estamos eternamente agradecidos a ella. Mi hijo está internado hace 13 días y nos dijeron que el tratamiento es entre 6 y 8 meses. Estamos muy agradecidos con todos los del Hospital porque desde el día que llegamos con mi hijo y mi señora, la atención ha sido muy buena.” Más allá de lo que corresponde a la atención médica, “que sabemos que es caro y nosotros no tenemos otra posibilidad, el lugar, la gente, todo la atención es excelente”.

Salas de aislamiento

En cuanto al servicio de Oncología en sí, el director del Hospital de Niños Eva Perón, Miguel Morandini, anticipó que está en la recta final “la instalación del flujo laminar para el aislamiento donde Irán los pacientes oncológicos y ya están compradas las camas para ese sector”. Se llama flujos laminares, al movimiento de un fluido cuando éste es ordenado, estratificado y suave. En un flujo laminar el fluido se mueve en láminas paralelas sin entremezclarse y cada partícula de fluido sigue una trayectoria llamada línea de corriente. En el caso de las salas de aislamiento, se utilizan sistemas para de flujo laminar para forzar el paso de aire a través de filtros y garantizar aire limpio en la zona. 

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital