Nacionales

Una joven de 18 años denunció que fue abusada sexualmente por dos policías en Formosa

Los presuntos atacantes fueron detenidos, aunque también investigan a otro agente como posible entregador.

La adolescente vive en un pueblo del interior de Formosa, pero viajó a la Capital, situada a 150 kilómetros, a visitar a unos tíos. Su fin de semana terminaría siendo un martirio: según denunció, fue violada por dos policías.

La víctima logró escapar y pedir auxilio a unos vecinos, que la ayudaron y capturaron a uno de sus abusadores cuando intentaba huir. Hay dos policías detenidos acusados de la violación y otro que quedó en libertad, pero está señalado como posible entregador.

El hecho ocurrió el sábado, alrededor de las 22.30, cuando habitantes del barrio Divino Niño, ex La Colonia, a 15 minutos del centro, encontraron a la chica, de 18 años, en estado de shock, “llorando y pidiendo ayuda en un descampado”, según contó un testigo.

La adolescente relató que había ido a una pensión junto a Héctor M. (23), oriundo de Clorinda, quien cumpliría funciones en el Destacamento Desplazamiento Rápido (D.D.R.) de la Policía de Formosa. Cenaron y tomaron algo en la casa, donde también estaban sus compañeros Gabriel C. (20), de Misión Laishí y Yonathan S. (21), de Espinillo.

Según indicaron fuentes policiales, en algún momento Héctor se retiró del domicilio con otra chica y la víctima quedó sola con Gabriel y Yonathan. Fue ahí que se habría producido el abuso.

“Le habían sacado el celular y cerraron con llave”, denunció la joven. Luego, logró escapar y pidió ayuda.

“La chica estaba muy asustada cuando la encontramos. Nos pedía que no llamáramos a la Policía, porque los que la habían atacado eran policías. Pero nosotros llamamos igual, también a la ambulancia. Nos contó que fueron dos los que abusaron de ella. En un momento, lo ve pasar (a uno de ellos) y me lo señaló. Se ve que la estaban buscando, entonces lo salí a correr. Cuando lo agarré lo tuve como 15 minutos hasta que llegó el patrullero y lo esposaron”, contó a este diario un vecino que estaba en un cumpleaños en el barrio y asistió a la víctima. Además, señaló: “El que ella conocía y la había llevado hasta ese lugar la llamaba por teléfono, mientras estábamos todos ahí, le mandaba audios. Incluso, cuando ya estaba el patrullero le decía que no contara nada, le pedía perdón porque las cosas ‘se habían ido de las manos’, le pedía que ‘no haga quilombo’. Se mandó al frente solo”. Lo cierto es que fuentes policiales confirmaron a Clarín que Gabriel y Yonathan quedaron detenidos a disposición del juez de Feria, Guillermo Caballero. Y que Héctor M. habría sido demorado, pero dejado en libertad, porque “no se encontraba en el lugar” al momento del hecho. De todos modos, investigan si actuó como entregador.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital