Policiales

Con su silencio ante el juez, inició el juicio a la ex intendenta Mónica Hernández por fraude

A la salida del debate, que seguirá el lunes, la ex jefa comunal le dijo a la prensa, entre otras cosas, que no tiene miedo de ir presa. En tanto, el otro imputado fue “separado” del juicio por una tardanza de veinte minutos de su abogado defensor.

Tal como estaba previsto, ayer dio inicio en la Cámara Penal Nº 3,  el juicio oral y público que tiene como acusada a la ex intendenta Mónica Hérnandez, quien debe responder por el supuesto delito de malversación de fondos,  hechos cometidos cuando se encontraba al frente de la municipalidad de San José, en el departamento Santa María.

Minutos después de las 9.00 de la mañana, el juez Marcelo Soria se constituyó en el recinto y abrió la audiencia.

Tras la lectura de la requisitoria de elevación a juicio, se le otorgó la palabra a la imputada Mónica Hernández, quien cuenta con la asistencia letrada del abogado Víctor García. Sentada ante el estrado y haciendo uso de su derecho de defensa, la ex intendenta pidió no declarar.

Seguidamente, los jueces hicieron pasar a la sala a cuatro de los trece testigos con los que cuenta el debate, a quienes, luego de tomarles juramento, hicieron pasar de a uno a la sala para que contaran lo que conocían del hecho del que se le acusa a Hernández y respondieran a las preguntas de las partes.  A lo largo de la mañana, desfilaron en la sala, entre otros testigos, una ex concejal, quien aseguró que las licitaciones por contrataciones no pasaban por el Concejo Deliberante.

Luego fue el turno de un ex empleado municipal, quien declaró no recordar mucho de lo sucedido, pero refirió que era el encargado de pagar a los camiones. También un empresario se sentó ante el juez y contó cómo era ese  pago y los servicios que se contrataban.  Finalizada la ronda de testigos citados para la primera audiencia, se pasó a un cuarto intermedio.

El debate se reanudará el próximo lunes, con el paso del resto de los testigos.

Vale resaltar que Hernández es la primera persona que estuvo al frente de un municipio que enfrentá un juicio acusada por delitos de corrupción. En la actualidad, hay otros jefes comunales que tienen una investigación en su contra y ocuparían también el banquillo de los acusados por hechos similares, por ejemplo el ex intendente de Antofagasta de la Sierra.

Acusación

El hecho que se le imputa a Mónica Hernández, es  la  contratación de forma irregular de un camión Mercedes Benz, por el cual se pagaba $19.800 por mes e incluía el pago de combustible, durante un año.

Además, en la última parte de la gestión de Hernández, se conocieron fuertes denuncias en su contra que acarrearon una crisis institucional sin precedentes en el municipio. En ese sentido, la ex intendenta estuvo detenida en pleno mandato, pero fue liberada antes de tener que entregar el poder. El delito que se le endilga es el “fraude a la administración pública”, por más de cuatro millones de pesos.

Dura sanción

Por otra parte, una tardanza de veinte minutos del abogado local Víctor García, llevó al juez Marcelo Soria a desdoblar la causa y separar del debate al otro imputado, de apellido Maldonado, quien llega acusado por el delito de Fraude a la Administración Pública, en calidad de coautor.  Debido a la mora judicial de su abogado, ahora Maldonado sería juzgado recién el próximo año por la misma causa.

“No hemos hecho ningún tipo de daño”

Al finalizar la primera audiencia, la ex jefe comunal dialogó con la prensa a la salida del recinto. “Gracias a Dios comenzó este debate después de tanto tiempo, y tengo mucha fe en la Justicia que va por buen camino, espero que Dios y la Virgen nos acompañen”, manifestó. Hernández, quien guardó silencio ante el juez, aseguró que “no hemos hecho ningún tipo de daño en el momento en que hemos estado como intendenta, simplemente dar solución a algo que realmente toda la provincia tenía conocimiento, que es la falta de agua potable”.

Sobre la acusación en su contra, la ex intendenta sostuvo que “el juez sabrá por qué me está acusando de esta manera, pero también creo en la Justicia. Quizás se pagó caro pero realmente se necesitaba dar un buen servicio a la población”.

Asimismo, aseguró que un solo camión repartía el agua pero no era apto, “a nadie le gusta tomar un agua con herrumbre”, consideró. Finalmente, la ex intendenta dijo que no tiene miedo a quedar presa porque “sabemos que hemos actuado de buena fe” (sic).

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital