Policiales

Uno de los imputados amplió su declaración y asumió los cargos desvinculando a los otros

Chumbita declaró ante el fiscal que fue él, sin colaboración de otras personas, quien irrumpió en la vivienda de Luis Eduardo Ibañez la madrugada del 30 de julio y lo asesinó.

Durante la semana pasada, la investigación que lleva adelante el fiscal Javier Herrera, en relación al horrendo crimen del jubilado del barrio Parque Norte, Luis Eduardo Ibañez ocurrido la madrugada del 30 de julio pasado, tuvo un importante vuelco.

Uno de los tres detenidos por el hecho, pidió ampliar su declaración y se hizo cargo del crimen, desvinculando así a los hermanos Contreras, quienes continuarán privados de la libertad, hasta que el fiscal reciba los resultados de las pericias de ADN practicadas en los tres sospechosos.

Así lo dieron a conocer ayer fuentes judiciales, quienes indicaron que la audiencia de ampliación de declaración se llevó a cabo la semana pasada. Acompañado de su abogado defensor, el joven Chumbita, uno de los tres detenidos, se sentó ante el fiscal Herrera y manifestó haber sido él, sin la colaboración de otra persona, quien la madrugada del domingo 30 de julio ingresó a la casa de Ibáñez y lo ultimó a golpes cuando dormía en la casa, para luego robarle una plancha.

Si bien el ahora confeso homicida brindó en detalle lo que sucedió aquella fatídica madrugada, sólo trascendió que él se responsabilizó del crimen, desvinculando así a Contreras y a Navarro. Sin embargo, estos últimos siguen detenidos, puesto que la versión brindada ahora por Chumbita Navarro deberá ser corroborada con las pericias de ADN, enviadas al laboratorio de la provincia de Jujuy. Cabe recordar que en la inspección de la escena y del cuerpo de la víctima, los investigadores levantaron rastros que permitirán conocer la identidad de el o los asesinos del jubilado.

Así también, vale señalar que Chumbita, fue el último de los tres sujetos detenidos por la policía el día siguiente de conocerse el crimen, en una vivienda de la zona sur de la ciudad, donde se encontró la plancha robada al jubilado y dinero.

Parlantes
YPF