Economía y finanzas

Crece el pedido de préstamos para llegar a fin de mes

Pagar la boleta de luz, las tarjetas de crédito y hasta el abono del celular son algunos de los argumentos que señalan ante las empresas de crédito. Y además, como consecuencia de la crisis económica, aumentaron los morosos y los incobrables.

Según un relevamiento concretado por LA UNIÓN en diferentes casas de préstamos, los catamarqueños, acuciados por la crisis económica actual, comenzaron a  solicitar más dinero prestado y con mayor cantidad de cuotas. La mayoría, decidiría el endeudamiento para poder pagar servicios como el gas o la energía eléctrica, mientras que otros lo hacen para poder abonar sus tarjetas de crédito, abonos de celulares y poder comprar alimentos “porque el sueldo no les alcanza”. Quienes pueden recurren directamente a los bancos, quienes ofrecen intereses inferiores a las casas de préstamos.

En diálogo con este medio, uno de los gerentes de una entidad financiera del centro, explicó que el “salto” de aumento de pedidos  de dinero se registró a mediados del año pasado y  dijo que el crecimiento es sostenido.

“Hasta hace unos meses atrás ofrecíamos créditos de tres mil o cinco mil pesos, pero debimos aumentar esas cifras porque ya no alcanza. Nosotros ofrecemos créditos de hasta quince mil que son los más solicitados”, explicó.

Algunas casas de préstamos también pueden ofrecer  hasta 150 mil pesos, no obstante, por la escasa cantidad de cuotas que otorgan, resulta inaccesible para el público objetivo al que la mayoría apunta. Es que, según explicaron los agentes financieros, el porcentaje más alto de clientes lo representan empleados públicos y también jubilados o destinatarios de pensiones no contributivas.

“La gente no tiene dinero y lo solicita para poder llegar a fin de mes. Esto significa que lo usa como si fuera parte de su sueldo y así cada mes vuelve por más. Paga las cuentas, la luz, el gas y las tarjetas”, explicaron.

A la hora de devolver, muchos le dan prioridad para no ver afectada su firma y así poder hacer frente a sus erogaciones con más crédito.  No obstante, también hay un incremento de gente que no pudo pagar más o aquellos que concluyen refinanciando.

Los que pueden elegir sacar préstamos a través de un banco se ven, en cierta forma, más beneficiados, ya que la tasa de interés es la tercera parte de la que ofrecen las casas de préstamos.

Asimismo, se puede financiar en mayor cantidad de cuotas, obteniendo un monto mensual más accesible. En este caso, según información del Banco Central, el incremento de préstamos personales bancarios, llegó a incrementarse en casi un 150 por ciento.

Menos tarjetas

Según datos del Banco Central, la plata en poder de las familias obtenida por líneas personales pasó este año a superar lo que los bancos tienen prestado en pesos por compras con tarjeta, cuando en todo 2016 había pasado lo contrario. Además, en esa comparación, el llamado “stock” de préstamos creció 44,2% en los últimos 12 meses y el de “tarjeteo” lo hizo 26,3%, muy por debajo de la inflación.

Pro y contras

Las casas de préstamos tienen ventajas que explican la cantidad de clientes que requieren de sus servicios, como la rapidez y la facilidad de otorgamiento.

Los préstamos se entregan en apenas 15 minutos y, en la mayoría de los casos, el único requisito es presentar el DNI, el recibo de sueldo y la factura de un servicio. La contracara son las altas tasas de interés, que pueden alcanzar hasta un 100% anual.

Parlantes
YPF