Nacionales

El primer ex vicepresidente detenido por corrupción

Amado Boudou fue detenido de manera preventiva el día viernes en una causa por enriquecimiento ilícito y se convirtipo en el primer vice argentino en ir a la cárcel.

Amado Boudou, de 54 años, se convirtió en el primer exvicepresidente argentino de la historia en quedar detenido por una causa de corrupción.

La detención del ex funcionario kirchnerista se llevó a cabo a las 07.00 horas de la mañana del viernes, cuando efectivos de Prefectura irrumpieron en su departamento del edificio Madero Center, en el lujoso barrio porteño de Puerto Madero.

El momento fue registrado por las fuerzas de seguridad y luego difundido a través de decenas de medios. Para el exvicepresidente su detención fue "ilegal y arbitraria", según consta en el acta de su declaración indagatoria.

La indagatoria de Boudou se llevó a cabo en el tercer piso de los tribunales federales de Comodoro Py, en medio de un fuerte operativo de seguridad que dejó bloqueado el hall central para evitar el acceso de los periodistas.

El juez Ariel Lijo acusó a Boudou por el supuesto lavado de activos por 4.238.900 pesos y 995.000 dólares, en tres maniobras, una de ellas a través del blanqueo de capitales de la ley 26476, en el 2009, al que ingresó Núñez Carmona.

Además, le imputó la compra con fondos sin justificar de un departamento de su ex pareja Agustina Kampfer por 120 mil dólares, y 80 mil dólares de su patrimonio cuyo origen tampoco encuentra explicación, según la resolución en la cual ordenó detenerlo.

Durante la noche del mismo viernes, se conoció que Lijo rechazó la excarcelación de Boudou, por lo que esa resolución quedará ahora en manos de la Cámara Federal porteña. De este modo el Boudou pasó su primar noche como detenido en el penal de Ezeiza.

El martes volverá a ser trasladado a los tribunales de Comodoro Py donde continuará el juicio en su contra por las irregularidades en la venta de la imprenta Ciccone Calcográfica.

MIRÁ TAMBIÉN

Amado Boudou pasó la noche en el penal de Ezeiza

Parlantes
YPF