Nacionales

El "granaderito" que desfiló con los Granaderos y cumplió su sueño

Como todo un profesional, el ‘granaderito’ participó del arriado de bandera y su video enterneció a todo el mundo.

Mateo es un niño de dos años que la semana pasada sorprendió a las personas que participaron de la ceremonia de arriado de la bandera en Plaza de Mayo cuando se "escapó" de sus papás y corrió para sumarse al tradicional desfile que se realiza todos los días a metros de la Casa Rosada.

Erguido y serio, a paso firme, como corresponde, Mateo marchó junto la guardia del Regimiento que habitualmente cumple con el protocolo por las mañanas, con el izado de la bandera, y por la tarde con su arriado. El gesto fue espontáneo. En una primera instancia, la idea era que Mateo presenciara el acto en vivo y en directo, no que participara. Pero no pudo controlar sus ansias y en cuanto vio a los soldados de la Patria se incorporó, presuroso, al relevo.

El pequeño presenció un desfile por el aniversario de la muerte del Libertador y a partir de ahí no dudó. "Mamá, no quiero el traje de Spider-Man, quiero el de un granadero", pidió.

Manos a la obra, sus familiares hicieron todo el esfuerzo necesario para que Mateo tenga el mejor de los uniformes. Y lo lograron. "Está todo el tiempo con el traje puesto, desde que se levanta hasta que se acuesta. Nos pidió que le compremos la bandera para izarla por las mañanas, canta el himno y la Marcha de San Lorenzo todo el tiempo, se para firme. Es mi granaderito chiquitito", contó su mamá, Mónica Ocampo, su mamá, visiblemente emocionada luego de que su hijo pudiera cumplir su sueño.

La abuela, Marisol Oyarzun, fue la encargada de diseñar sus armas de cartón, su redoblante y el mástil de la insignia patria, que en los próximos días deberá ser reparado porque recientemente tuvo un accidente doméstico que le quitó un par de centímetros.

Video: 
Parlantes
YPF