Tecnología

Cyber Monday: claves para elegir la TV ideal para ver el Mundial de Rusia

El pasado jueves arrancó la maratón de descuentos online que termina este miércoles. Conocé qué hay que tener en cuenta.

A tan solo ocho meses del inicio del Mundial de Rusia 2018, se espera que los televisores estén entre los objetos más codiciados de este Cyber Monday, la maratón de descuentos online más esperada por los consumidores que comenzó el jueves pasado y continuará hasta el miércoles. Pero la elección no es para nada sencilla: pantalla, tamaño, definición de la imagen, diseño, conectividad y hasta si tiene o no control remoto, son los datos a tener en cuenta para no equivocarse en la elección.

Antes que nada hay que tener presente que nuestra decisión no solo deberá estar relacionada con la ficha técnica de cada televisor. Estos datos pueden proporcionarnos un número de pistas sobre qué televisor funcionará mejor que otro, pero no resolverán nuestro dilema. No más que eso.

Podrán ayudar cuando se trata de diferenciar un televisor basado en características, como si tiene HDR, es un Smart TV o un control remoto sofisticado, pero es inútil en el mejor de los casos y francamente engañoso cuando se usa como herramienta para adivinar la calidad de la imagen.

Sin tener presente la ficha técnica de los televisores y con solo aplicar algo de lógica, cuanto más grande sea la pantalla mucho mejor será la experiencia. Recomiendan un tamaño de al menos 40 pulgadas para un televisor de un dormitorio y al menos 55 pulgadas para un salón o un televisor principal, mientras que los gigantes de 65 pulgadas o más son de lo mejor del mercado.

En segundo orden hay que tener presente otras características, tales como el tipo de resolución (4K, HD o HDR), o bien el tipo de televisor (Smart TV, Curvo, 3D o simplemente un LED) por el cual vamos a desembolsar el dinero en este Cyber Monday.

Calidad de imagen

Los televisores UHD (Ultra High Definition), conocidos popularmente como 4K, tienen cuatro veces más píxeles que los televisores con resolución estándar de 1080p (Full High Definition). Eso suena como una gran mejora, pero en realidad es muy difícil distinguir la nitidez entre un televisor 4K y un HDTV antiguo.

En la actualidad, los televisores 4K son la vedette del mercado, los más modernos y, obviamente, los más caros. En cambio, los modelos con resolución 1080p, ya no tan tentadores para el público en general, bajaron notablemente su precio.

La mayoría de los televisores 4K que se comercializan desde este año tienen compatibilidad con HDR también. Esta tecnología de imagen ofrece mejor contraste y color, por lo que a diferencia de 4K, es probable que pueda ver una mejora en comparación con la HDTV normal.

Si bien los servicios de películas por suscripción Netflix y Amazon ofrecen películas y series adaptadas para la resolución 4K, este formato no es el más popular hoy en día. Otro dato a tener en cuenta.

Pantalla

Si las pantallas LED son aquellas que facilitaron al mundo de los televisores un menor grosor, consumo y mejor procesamiento de calidad de imagen en el campo del contraste, las pantallas OLED afinan esas mejoras y elevan la vara.

La base de las pantallas OLED es un diodo orgánico de emisión de luz (Organic Light-Emitting Diode) que genera y emite luz por sí mismo. Esa características es la principal diferencia entre un televisor LED y uno OLED. En el primer caso, los LEDs son usados para iluminar el panel del televisor, pero los televisores OLED están formados por los propios diodos, que no necesitan fuente trasera de luz porque ellos son la luz.

El brillo y la flexibilidad son otras mejoras que presentan las pantallas con tecnología OLED. También el ángulo de visión es mucho mejor, la velocidad de respuesta es más veloz y todo ello con un consumo menor al no tener luz trasera, una clave importante para los televisores basados en esta tecnología.

En la vereda de enfrente están los paneles QLED (Quantum Dot Light Emitting Diode), que necesitan de una fuente de iluminación externa y son una evolución de los LCD y de la tecnología Quantum Dot o de nanocristales. Estas partículas más pequeñas que el ADN que permiten reproducir los blancos más puros y los colores en su máxima expresión.

El QLED TV aborda todos los aspectos principales de la calidad de imagen, incluyendo ángulo de visión, volumen de color, brillo y contraste para tener el mejor nivel de detalle y contraste alcanzado por un televisor en Argentina.

En resumen, los televisores QLED tienen la mejor calidad de imagen disponible en el mercado, pero aún son bastante caros. Si la elección va hacia las pantallas OLED deberás tener en cuenta que su uso es limitado, ya que sus componentes tienen a degradarse con el paso del tiempo.

Tipos de televisores

Hoy en día existe una oferta amplia de dispositivos (Google Chromecast, Roku, entre otros) con entrada HDMI que bien pueden transformar tu televisor en un Smart Tv para tener acceso a Nerflix, Spotify o diversas aplicaciones, por ejemplo. Aun así, el sistema operativo de su próximo televisor probablemente ya incluya aplicaciones nativas.

Los televisores curvos representan una opción estética más que una mejora en la calidad de la imagen. Los especialistas consideran que no vale la pena desembolsar dinero extra en este tipo de tecnología.

Este año, las dos últimas marcas principales que fabricaban televisores con tecnología 3D, como lo son la japonesa Sony y la surcoreana LG, dejaron de brindar soporte a sus dispositivos. Tampoco sería la mejor opción.

Dado que los televisores son básicamente muebles, los fabricantes se concentraron en hacer que los nuevos modelos sean ultradelgados y amigables para los hogares que escasean de espacio físico. Esta característica es compartida por la mayoría de los dispositivos.

Control remoto

Son ideales aquellos televisores que incluyen controles de tamaño medio con botones bien diferenciados y retroiluminados. Los controles remotos sofisticados llenan los ojos, pero un buen modelo universal casi siempre funcionará mejor, ya que servirá para cualquier integrante de la casa.

Conectividad

Si bien los televisores de hoy en día llegan con múltiples conectores, se recomienda que tengan de base uno o dos HDMI extra. Las entradas USB y, si cuentan con una ranura para tarjeta SD, son buenas opciones para vincular dispositivos de almacenamiento para mostrar fotos, videos y hasta reproducir películas.

Clarín

 

Parlantes
YPF