Espectáculos

Netflix cancela House of Cards tras la denuncia de abuso sexual contra su protagonista

La compañía de streaming se dice profundamente consternada por las acusaciones contra Kevin Spacey sobre acoso sexual.

En Netflix no quieren problemas. En 2012, cuando anunciaron que producirían House of cards con un ganador de dos Oscars como Kevin Spacey, hicieron del actor el rostro visible de la empresa, una especie de abanderado de las ficciones de calidad que desembarcarían de forma gradual en el catálogo. Después de la confirmación que Spacey habría acosado un menor de edad, no quieren mantenerse asociados con el actor que interpreta Frank Underwood, por lo menos por mucho tiempo: la sexta temporada de House of cards será la última.

Una cosa era que la realidad política de los tiempos de Donald Trump hubiera oscurecido un poquito el universo de los Underwood y otra muy distinta que Kevin Spacey fuera el mismo rostro de la polémica. El actor Anthony Rapp ha destapado que en 1986 Spacey le había intentado seducir en una fiesta en su casa mientras ambos trabajaban en Broadway en sus respectivas obras. El problema es que por aquel entonces Spacey tenía 26 años y Rapp, que actualmente trabaja en Star Trek: Discovery, solamente tenía 14.

“Media Rights Capital y Netflix están profundamente preocupados por las noticias de ayer por la noche acerca de Kevin Spacey. En respuesta a las revelaciones, directivos de ambas empresas han llegado esta tarde a Baltimore para encontrarse con el reparto y el equipo para asegurarse que se sientan seguros y apoyados. Como estaba previsto, Kevin Spacey no estaba en el set en este momento”, han explicado mediante un comunicado de prensa.

Este comunicado demuestra que, mientras sienten un aprecio por los trabajadores de House of cards, están consternados por las experiencias expresadas por Rapp . Y, mientras que el drama político era veterano y Netflix afirma que el plan era terminar la serie con la sexta temporada, la noticia respecto al actor de American Beauty parece haber precipitado la cancelación. ¿De otra forma cómo se puede entender que el equipo no supiera que estaban rodando ahora mismo la última temporada?

De hecho, desde el portal Deadline informan que el escándalo podría tener otras consecuencias. Spacey tenía que protagonizar Gore, una película exclusiva para Netflix sobre el autor Gore Vidal, y ahora el proyecto está en la cuerda floja. Este caso recuerda al de Harvey Weinstein hace apenas un mes cuando la plataforma de contenidos Amazon decidió cancelar la serie policial protagonizada por Julianne Moore y Robert De Niro porque estaba producida por Weinstein, acusado de violación o acoso sexual por decenas de actrices de Hollywood.

Esta cancelación de House of cards es una triste noticia para los fans, que ya saben que en 2018 se encontrarán con los últimos movimientos maquiavélicos de los Underwood, como sobre todo para Netflix, que se había estrenado en el ruedo de las ficciones premium en 2013 con este drama político que cada temporada se cuela entre las candidatas a los Emmy, aunque Spacey no conseguido nunca llevarse la estatuilla.

Ahora hay expectación por escuchar la posición de Robin Wright acerca del escándalo de Spacey, que él mismo ha casi reconocido, expresando que lamenta lo sucedido si es cierto (porque no se acuerda) y confesando que es homosexual para distraer del acoso sexual a un menor. Wright es una firma defensora del feminismo en Hollywood y, mientras siempre ha exhibido un frente común con Spacey, también siempre se ha quejado de la injusticia que representa que tenga un sueldo menor que el suyo por el hecho de ser mujer.

La Vanguardia

Parlantes
YPF