Internacionales

Carles Puigdemont no acepta su destitución como presidente de Cataluña

El cesado presidente de Cataluña, llamó a una "oposición democrática", después de que Madrid lo destituyera y designara a la vicepresidenta del gobierno de España, Soraya Sáenz de Santamaría, encargada del control de Cataluña.

"En una sociedad democrática son los parlamentos los que escogen o cesan a los presidentes", expresó el líder separatista en un mensaje televisado.

Carles Puigdemont respondía a un Boletín Oficial del Estado que declaró la designación de Sáenz de Santamaría, tras su cesación como presidente de la Generalitat, así como la de Oriol Junqueras como vicepresidente y otros líderes catalanes.

“Nuestra voluntad es continuar trabajando para cumplir con los mandatos democráticos y ahora buscar la máxima seguridad y estabilidad", aseguró.

El líder secesionista catalán criticó las medidas como"decisiones contrarias a las expresadas por los ciudadanos de nuestro país en las urnas", al tiempo en que reafirmó su compromiso de "trabajar para construir un país libre".

"En una sociedad democrática son los parlamentos los que eligen o cesan a los presidentes", dijo Puigdemont, en una declaración institucional emitida por el canal regional TV3, con la que rechaza la decisión adoptada por el gobierno español de Mariano Rajoy de destituirlo ayer de su cargo.

Puigdemont, sin embargo, no aclaró expresamente cómo harán él y su gobierno para mantenerse en funciones, y se limitó a reclamar a los ciudadanos que hagan una "oposición democrática" a las medidas de intervención en Cataluña aprobadas al amparo del artículo 155 de la Constitución.

En Madrid, entretanto, se esperan manifestaciones por la unidad del país.

Parlantes
YPF