Policiales

Robo de motos: Dueños a pie por el accionar delictivo

El robo de motos no se detiene y cada vez son más los ciudadanos que forman parte de la interminable lista de damnificados.

Andrés Rodríguez fue uno de los denunciantes. Según contó el mencionado en la Unidad Judicial N 1, a las 17.00 horas aproximadamente, en circunstancias de haber dejado estacionada su moto sobre calle Esquiú pasando Sarmiento, frente al Círculo Obrero se la sustrajeron.

De acuerdo a sus dichos, el rodado Honda Modelo CG Titan de color rojo con negro, había sido dejada a las 17.00 horas con la correspondiente medida de seguridad y al regresar a buscarla a las 20,30 se dio con la ingrata sorpresa de que el rodado no se encontraba por lo que de inmediato llamó a la policía y posteriormente radicó la denuncia penal.

Otra víctima de los ladrones de moto fue Luis Picon, a quien los amigos de lo ajeno lo despojaron de su motocicleta, que había dejado estacinada con la correspondiente medida de seguridad en el hall del edificio en donde vive, sito en calle Manuel Navarro esquina Gobernador Correa.

Finalmente, Rodolfo Macias, denunció que cuando se  encontraba en intersección de Avenida Gobernador Correa y calle Ayacucho, frente a un corralón, le robaron su moto. Según relató en la denuncia penal, dejó el vehículo con la llave colocada.

Secuestros

Por otra parte, durante la tarde del martes, efectivos de las Comisarías Cuarta, Quinta, Novena y Décima, conjuntamente con personal del Grupo de Acción Operativa (GAO), llevaron a cabo controles vehiculares e identificación de personas en distintos puntos de sus respectivas jurisdicciones. Al finalizar, los policías procedieron al secuestro de veintidós  motocicletas de distintas marcas y cilindradas, en virtud de que sus conductores infringieran las disposiciones de la Ley Nacional de Tránsito.

Paciente víctima de robo en el hospital

Una joven de 25 años de edad, identificada como Noelia Avellaneda, denunció en el Precinto Judicial N 4, haber sido víctima de un robo en circunstancias de encontrarse internada en el hospital San Juan Bautista.

De acuerdo al informe judicial, alrededor del mediodía dejó su teléfono celular en el cajón de la mesa de la habitación, donde se encontraba sola acostada en la camilla por haber sufrido una fractura de  tibia y peroné, y se durmió. Al despertarse horas después y buscar el aparato no lo encontró, por lo que le preguntó a los enfermeros de turno pero nadie había visto nada. Razón por la que decidió dar aviso a la policía.

Por su problema de salud, el personal judicial se constituyó en el nosocomio y tomó la denuncia de la paciente.

Parlantes
YPF