Policiales

Juzgan a un policía por cobrar el rescate de una motocicleta robada a otro policía

Se trata de Jonathan Gabriel Ochoa, quien junto a su novia Micaela Garribia, se encuentran imputados por el delito de encubrimiento agravado en calidad de coautores.

Ayer por la mañana, en la cámara penal de segunda nominación, comenzó un debate oral y público, contra Jonathan Ochoa, oficial de policía, y su novia Garribia Micaela, por el delito de encubrimiento agravado en calidad de coautor, por el cobro del rescate de una motocicleta sustraída a otro integrante de la fuerza en el año 2015.

El juicio se desarrolló en la modalidad de unipersonal de la Cámara Penal de Segunda Nominación, presidido por el juez Rodolfo Bustamante.

En la oportunidad Gabriel Ochoa dio su versión de los hechos y dijo que lo único que hizo fue colaborar para que su compañero pudiera recuperar su moto y que no tenía otras intenciones económicas, ni sacar provecho de la situación, pero en un allanamiento llevado a cabo en su domicilio y en el de su pareja, se encontró el dinero pagado, que se caracterizaba por estar marcados, estrategia que decidió aplicar la víctima de robo.

El resto del dinero pagado por este rescate, estaba en posesión de Rafael Federico Pintos, quien ya fue condenado a una pena de un año y medio de reclusión, a principio de años, por esta causa, luego de reconocer el hecho.

Un dato relevante es que la defensa considera que hubo una irregularidad en el acta del secuestro de los billetes marcados encontrados en la billetera del cobrador del rescate, y que no deberían considerarse como prueba válida, situación que en caso de que los jueces hicieran lugar, dejaría sin más pruebas contundentes a la fiscalía, a cargo del fiscal Gustavo Bergesio, quien solicitó una condena de dos años y seis meses para ochoa, y un año para Garribia, considerando que su participación fue menor.

Finalmente la audiencia pasó a un cuarto intermedio hasta el día viernes, que se conocerá la sentencia.

El hecho

El ilícito, se habría perpetrado entre el 16 y 17 de Abril, donde Pintos,  sustrae una motocicleta marca  Honda Tornado, propiedad de Walter Tula, otro miembro de la fuerza, y compañero de Ochoa.

Según informaron fuentes judiciales, Ochoa, Garribia y Pintos, cobraron el rescate de la motocicleta, por la que Tula pagó la suma de 12.000 pesos.

Más tarde, durante un allanamiento realizado en el domicilio del imputado, le secuestraron una billetera con billetes que habían sido marcados por los investigadores antes de pagar el rescate por la moto.

Dicho dinero, fue prueba contundente para que la justicia imputara a Ochoa, Garribia y a Pintos.

Parlantes
YPF