La Ciudad

Corpacci inauguró el 100° edificio escolar de su gestión

Se trata de la Escuela de Educación Especial Nº 998 para Ciegos y Disminuidos Visuales "Santa Lucía de Siracusa”, ubicada en la zona norte de la Capital.

La gobernadora de la provincia Lucía Corpacci, presidió ayer por la tarde el acto inaugural del edificio para la Escuela de Educación Especial Nº 998 para Ciegos y Disminuidos Visuales "Santa Lucía de Siracusa”, modernas instalaciones que además de cumplir con todos los requisitos de un establecimiento educativo, tienen todas las comodidades adaptadas para que los alumnos y docentes puedan desempeñar sus tareas en óptimas condiciones.

Pocas inauguraciones de escuelas fueron tan emotivas como la de ayer, con el agregado especial de que se trató del centésimo edificio educativo que inaugura Lucía desde que asumió en 2011; una marca jamás alcanzada por un Gobernador en la historia provincial.

Acompañaron a la Gobernadora el ministro de Obras Públicas, Rubén Dusso; el ministro de Educación, Daniel Gutiérrez; el ministro de Gobierno, Gustavo Saadi, el ministro de Hacienda, Ricardo Aredes; el administrador del IPV, Dante López Rodríguez; el presidente de la Cámara de Diputados, Marcelo Rivera; el intendente Raúl Jalil, la directora del establecimiento Ana Achá e integrantes del Gabinete de Educación, directivos escolares, legisladores nacionales y provinciales, entre otras autoridades.

Hasta el viernes, la Escuela Para Ciegos no tenía edificio propio, y funcionaba en una vivienda alquilada ubicada en calle Tucumán. Por este motivo, por orden de la mandataria, desde el Ministerio de Obras Públicas se elaboró el proyecto para construir un nuevo edificio, en un terreno fiscal localizado entre Avenida Máximo Victoria y Avenida Choya, en la zona norte de la Capital.

El establecimiento brinda formación individualizada e integrada a alumnos con deficiencias entre las que se cuentan: ceguera, disminución visual y multidiscapacidad, producida por la combinación de la discapacidad visual y otras patologías como neuromotoras severas y afecciones que se encuadrarían entre los trastornos del espectro autista y trastornos generalizados del desarrollo.

"Me siento bendecida, no puedo describir con palabras la emoción y la alegría que siento”, expresó la directora Ana Achá, entre lágrimas, al recordar colegas que ya no están, con las que compartía el sueño del edificio propio.

"No puedo dejar de agradecer a la Gobernadora Lucía Corpacci, porque sin ella esto no hubiera sido posible”, expresó para destacar que la mandataria "nos tomó en cuenta para beneficiarnos, pensó y sigue pensando en la educación especial para que siga creciendo en toda la provincia”.

En su alocución la Gobernadora resaltó, "esta escuela tiene algo especial, porque todos nos conmovimos con esta escuela”, admitió Lucía, por lo cual "a mí me hace muy feliz poder estar hoy con todo el equipo, entregándosela a ustedes, que son los dueños, la única razón de ser de esta escuela son los chicos que asisten”.

La jefa de Estado recordó "la alegría de ustedes aquel primero de mayo, hace cuatro años, cuando anunciamos que íbamos a construir esta escuela, y también tengo presente cuando me llevaron el bosquejo de lo que iba a ser la escuela en sí. Era distinta a cualquier otra escuela”.

Corpacci recordó detalles como las distintas texturas del piso, y otros espacios especialmente adecuados para los alumnos y comentó que al interiorizarse "me maravilló, porque yo no tenía ningún conocimiento de cómo debía ser esta escuela tan particular”.

"Cuando fui a pedir presupuesto para esta escuela tenía miedo, porque acá vienen 54 chicos, y la matrícula a veces se mide en números, no en personas. Y tengo que agradecer profundamente, porque a nadie le importó cuántos eran, sino si era necesaria. Nos aprobaron el proyecto y se empezó a construir en febrero de 2014, y la pudimos terminar porque seguimos recibiendo los fondos del Gobierno nacional”, señaló.

A su vez comentó también que una mañana, en que se encontraba por momentos agobiada por problemas propios de gestión, fue a visitar la obra de la escuela y al verla por primera vez con su forma ya definida, se le cayeron algunas lágrimas y sintió que todo esfuerzo valía la pena.

"Nos faltan muchas cosas, pero poco a poco y todos juntos, podemos ir concretándolas; porque los catamarqueños estamos aprendiendo que el único modo de concretar las cosas es trabajar todos juntos”, agregó, para mencionar como ejemplo que el anterior intendente adquirió los terrenos, y Raúl Jalil colocó semáforos especiales para los alumnos.

Reseña de la institución

La institución fue creada como "Centro de Educación Especial Nº 10”, el día 9 de Octubre de 1989, mediante Decreto Nº 21.325/89” y luego cambió su denominación a Escuela de Educación Especial Nº 998 para Ciegos y Disminuidos visuales.

Desde 1994 la escuela se convierte en "Institución Formadora de Profesores de Educación Especial con Orientación en Ciegos y Disminuidos Visuales”, asociada al Instituto de Estudios Superiores Juan M. Chavarría.

Se trata de la única Institución Educativa para Ciegos y Disminuidos Visuales de la Provincia y es referente y pionera en la realización de Procesos de Integración Educativa. También se distingue por el gran compromiso y dedicación con que realizan sus tareas la mayoría de los actores que la constituyen: equipo directivo, docente, gabinetistas, administrativos y de servicios generales.

Parlantes
YPF