Policiales

“Los médicos me dijeron que tuve suerte porque la bala casi toca una arteria”

Así lo expresó  César Barquino, el joven herido de bala por un agente de policía en la localidad de Bañado de Ovanta. En el día de hoy, recién será intervenido quirúrgicamente para extraerle el proyectil.

En diálogo con LA UNION, César Barquino, el joven herido por un arma de fuego a manos de un policía, contó su versión de los hechos, y manifestó su preocupación mientras se recupera en la sala del Hospital San Juan Bautista.

Barquino, de 33 años, es empleado municipal, y actualmente presta servicios en la DASI (Dirección de Agua y Saneamiento del Interior), es padre de tres hijos y tiene bajo su custodia al más pequeño de tan solo dos años. Además, su madre es cuadripléjica.

Tras lo sucedido, el joven contó cómo se desarrollaron los hechos, el domingo por la tarde, cuando se encontraba con amigos en un puente de Bañado de Ovanta.

“Estaba en el río, porque hace poco lo habían habilitado, estaba con unos amigos, y sinceramente, no sé si Rodríguez ya estaba ahí o si llegó después. Cuando levanto la mirada, me estaba mirando, como a cuarenta metros y me dice ‘¿Qué miras?’, y nosotros  ya nos tenemos bronca desde  hace rato, siempre tuvimos cruces verbales, pero nunca nos habíamos ido a las manos”.

“Yo le pregunté si tenía algún problema, y comenzamos a discutir, me dijo ‘¿No sos malito?’ Entonces fui hasta donde él estaba, y sacó el arma, entonces yo me detengo, y le digo ‘dejá el arma, lo arreglemos como hombres, y él hizo un disparo al aire; le repetí que deje el arma, y ahí me disparó y me pegó en la pantorrilla, entonces me enfurecí y lo empecé a correr, y mientras corría, él se daba vuelta y disparaba. Mi amigo, que estaba conmigo, también intentaba agarrarlo. Nuestra intención era quitarle el arma, porque podía matar a alguien”, enfatizó.

“Corrimos hasta el barranco, y ahí mi amigo se cae, cuando yo intento ayudarlo, Rodríguez aprovechó y me disparó en la ingle, yo caí al suelo, y mi amigo siguió tratando de agarrarlo”, agregó.

“A los minutos, mis otros amigos me suben al auto, para llevarme al hospital, y 200 metros antes de llegar al hospital ya venía la ambulancia. Después me trajeron hasta aquí”, comentó Barquino.

“Sin mentirte, hizo como ocho disparos, a mi amigo Fabio le erró varios, y a mí me pegaron dos, para mí por cómo actuó estaba drogado, porque no se explica su reacción, pudo haber matado a alguien.”, puntualizó.

“Los médicos me dijeron que tuve suerte, porque la bala  impactó cerca de una arteria”, comentó, aliviado.

“Ya hice la denuncia, vino el fiscal también, mi amigo denunció por intento de homicidio”.

“Lo que me tiene indignado es el proceder de la policía. Me mostraron videos, donde se la ve a la madre de Rodríguez juntando los casquillos con la policía, y amenazaba a los presentes para que nadie vaya a declarar, después estaba en la comisaría con un latigo. Es una cosa de locos, debería tener problemas por intentar encubrir. La policía no precintó el lugar, no esperaron los peritos, quieren decir que fue legítima defensa, ¿De qué? si yo no lo agredí, y además estaba desarmado”, explicó.

“Ahora, todo está en manos de abogados, tengo que esperar que me saquen la bala y apenas me den el alta me voy a ocupar de todo esto, no se puede quedar así. Yo, ahora, voy a tener problemas para trabajar. Mi mamá está sola, tuve que hablar a un montón de parientes para que me den una mano con su cuidado, tengo a mi hijo, que vive conmigo, aparte de agradecer que estoy vivo, son muchos los daños que todo esto me produjo”, finalizó el joven.

Por su parte, el fiscal dijo que se encuentran trabajando en el caso, ya se secuestró el arma, y están a la espera de resultados médicos que van a determinar la viabilidad de la causa, y todavía se continuaba con la toma de testimonios.

MIRÁ TAMBIÉN

Joven fue trasladado de urgencia tras ser baleado por un agente de policía

“Recibió tres disparos de un policía ebrio”

Policía baleó a un joven y se encuentra en grave estado

Parlantes
YPF