La Ciudad

“Esto termina mal porque Alpargatas no es competitiva”

Aproximadamente 30 empleados se acogieron al retiro voluntario y, desde el gremio, los califican como despidos encubiertos.

La crisis del sector textil en la provincia sigue mostrando aristas que permiten suponer que los problemas están lejos de solucionarse. Una de las empresas más importantes del sector en la provincia como Alpargatas Textil continúa con el plan de retiros voluntarios y, además, acordó con los empleados una suspensión de los fines de semana que se pagan prácticamente al 100%.

Sobre esta situación se refirió el secretario General de la Asociación Obrera Textil, quien volvió a remarcar el duro momento que atraviesa la fábrica y agregó que también en Calzados Catamarca se redujo una jornada laboral, ya que se trabaja de lunes a jueves.

Respecto de este último caso dijo que: “Hemos perdido un día de trabajo y, si bien nosotros como gremio hemos sacado una buena partida de dinero porque se paga un poco más del 90% por el día viernes que la gente no trabaja, a mí no es eso lo que me interesa. Lo que me preocupa terriblemente es que estamos perdiendo un día más de trabajo”. El gremialista agregó que el acuerdo “se firmó hasta el mes de diciembre que prácticamente la gente va a salir de vacaciones con el período vacacional, eso es lo que nos preocupa.

Con lo que respecta a Alparatas Textil comentó que “hay una suspensión de los fines de semana también pagada prácticamente al 100%” y remarcó que sobre los retiros voluntarios que la empresa propuso con una indemnización del 100% pero pagada en cuotas “en este momento hay casi 30 personas que ya han aceptado ese acuerdo”.

En este sentido calificó la situación como “gravísima” y dijo que siendo sinceros hay que decir que los retiros “son despidos encubiertos”.

A su vez, avanzó sobre los motivos de la crisis de Alpargatas y aseguró que  “lo que pasa es que la empresa no está vendiendo absolutamente nada, las facturaciones de energía son muy abultadas y no hay otra salida”.

Por último, González mostró su preocupación por el futuro de la fábrica y dijo que, con estas medidas, la empresa demuestra que “sí o sí se tiene que sacar la gente de encima. Vamos a hablar claro porque yo quiero ser claro y preciso. Esto termina mal porque Alpargatas no es una empresa competitiva, está totalmente destruida, con sus máquinas obsoletas que son modelo 89 o 90 y no puede competir con nadie. No están en condiciones ni siquiera de comprar repuestos y mucho menos maquinaria nueva”.

LA OPINIÓN DIBUJADA Ilustración / JOTAVE

Parlantes
YPF