Información general

Piden a Transporte que incluya unidades de colectivos aptas para discapacitados

Solicitan que el ejecutivo municipal, a través del área correspondiente,  le informe al área provincial de esta ordenanza y exija la colocación de las rampas.

La semana pasada en la décimo novena sesión ordinaria del Consejo Deliberante, se trató el proyecto de ordenanza iniciado por el Concejal Orlando Gilberto Filippín, en el que buscaban la colocación de rampas de acceso, para personas con discapacidad motriz o movilidad reducida, en todas las unidades de colectivos urbanos de pasajeros habilitados.

En diálogo con LA UNION, el Concejal Néstor Ricardo Rosales, quien está a cargo de informar sobre este proyecto, explicó que solamente “está en la órbita de la municipalidad lo que es taxis y remises”, mientras que los colectivos dependen de la dirección de Transportes de la provincia.  Entonces, el proyecto “no puede salir dentro de un proyecto de ordenanza interna  de la jurisdicción”.

“Lo que sí se habló es que se pida a los servicios de transporte públicos, que se incorporen a las unidades que tengan rampas de acceso para gente con problemas de motricidad, y a su vez, le pedimos al ejecutivo municipal que, a través del área correspondiente, le informe a la dirección de transporte de la provincia, de esta esta ordenanza”, dijo.

En definitiva, lo que se aprobó, fue el proyecto donde se pide que se incorpore en el transporte público de pasajeros dentro de la jurisdicción de la capital, la rampa de acceso y los espacios para gente con discapacidad.

Por otra parte, el concejal explicó:  “Nosotros estamos trabajando en un proyecto donde queremos que el transporte de pasajeros de colectivo, dentro de la jurisdicción municipal, pase a la órbita de la municipalidad, es decir, que la municipalidad pueda planificar y controlar, todo el servicio de pasajeros urbanos dentro del ejido urbano y que hoy depende la dirección de transporte”, dijo Rosales.

Ley Nacional N° 24.314

Existe una ley a nivel nacional, que establece la accesibilidad de las personas conmovilidad reducida, a través de las condiciones adecuadas de seguridad y autonomía comoelemento primordial para el desarrollo de las actividades de la vida diaria, sin restriccionesderivadas del ámbito físico urbano, arquitectónico o del transporte. Sin embrago, y pese a que la normativa es del año 1994, la dirección de Transporte no exigió que se cumpla a los empresarios, tal como sucedió el el resto de las provincias.

Parlantes
YPF