Deportes

Las emocionantes palabras de un “Borravino” de corazón

El Club Olimpia estuvo cumpliendo sus 81 años hace unos días y por eso, un reconocido hincha de la Institución, decidió rendirle homenaje a su amado Club. Raúl Faerman es un vecino de Olimpia desde la cuna. Con tan solo 9 años, se acercó por primera vez al club que más tarde lo vería crecer, según él mismo cuenta, como jugador y como persona. “Llegué de la mano de unos vecinos y amigos del barrio, y de ahí en más me enamoré y  nunca más me fui… me quedé en el club para siempre”, decía el pasado jueves, fecha en que la reconocida y prestigiosa institución catamarqueña cumplía 81 años de vida.

Hoy, ya con 42 años, el socio advierte que su pasión por el “borravino” sigue intacta al igual que la de su familia.” Para mí es como mi segunda casa, es mi hogar. Uno siempre está en el club y lo acompaña desde el corazón, desde el sentimiento; con mis hermanas, con mi madre y mi padre, que ya no está, siempre hemos colaborado con lo que podíamos, y hoy en día veo crecer mis hijos dentro de mi club con la tranquilidad de saber que van a estar contenidos y tratados de la mejor manera”, aseguró horas antes de los festejos.

Si bien a Olimpia se lo relaciona como “club de básquet” -su principal disciplina-, lo cierto es que la entidad capitalina contó (y cuenta) con otros deportes y actividades. “Jugué a las bochas a nivel federado en el club, pero hoy ya no tenemos la cancha porque el club creció y se hicieron canchas auxiliares. Recuerdo que yo llegaba a las dos de la tarde y mi papá me buscaba once o doce de la noche porque no había hecho los deberes del colegio”, rememora el jefe de despacho de la Secretaría de Ambiente de la provincia.

En cuanto a su paso como basquetbolista, afirma que fue hasta cuando tenía 14 años, momento en el que el su querido Atlético Olimpia debió cerrar sus puertas. “Tuvimos un período que el club cerró porque se fue a la quiebra, y tengo ese recuerdo patente de llegar y ver la puerta de entrada con candado. Fueron años de tristeza infinita para nosotros que amábamos el club”.

Parlantes
YPF