Información general

El 22 por ciento de los embarazos en Catamarca son de adolescentes

Según se estimó, el 80 por ciento no son buscados. La Provincia busca desde hace tiempo poder contrarrestar este número.

Según confirmó la directora de Maternidad e Infancia, Analía Tomasi, el 22 por ciento de los embarazos que se gestan en la provincia, son de madres menores de 19 años.  De estos, el 80 por ciento no son buscados. El porcentaje, según las estadísticas vitales que publica el Ministerio de Salud de la Nación, superaría la media nacional que es del 17 por ciento.

“En el 2016 la cifra de embarazos adolescentes cerró en un 22 por ciento y este año las cifras son similares”, confirmó la médica a medios radiales. En este contexto, aseguró que el 79 por ciento no lo planifican, lo que preocuparía a las autoridades.

En cuanto a la posibilidad de que existan datos certeros de cuántos pertenecen a casos de embarazos forzados (violaciones), la funcionaria aseguró que no manejan ese dato fino “no es fácil para nosotros”, dijo.

Asimismo, explicó que existen casos de niñas de 10 años que son madres. “Esos son los casos en donde no lo buscan. No obstante, existen muchas que sí tienen planificado ser mamás a pesar de la edad”, contó.

“De todas maneras, desde la dirección de maternidad y el ministerio de salud estamos generando articulaciones. Vamos a trabajar sobre eso. Se ha firmado un convenio que se llama Escuelas Saludables, que incluye principalmente educación sexual, consejería, información sobre anticonceptivos”, aseguró.

Problema

Según infomación evaluada por UNICEF, las causas de estos embarazos son variadas.“El embarazo en la adolescencia y especialmente el precoz, o sea en menores de 15 años, se debe a múltiples causas, no podemos decir una sola. Entre ellas, las más importantes son la falta de capacidad de las chicas y chicos de decidir si tener o no relaciones sexuales, cuándo y con quién. Esto quiere decir que en muchos casos son relaciones sexuales ‘forzadas’,  lo que a veces es muy sutil porque son los varones los que insisten hasta que la chica cede pero sin estar convencida”, explican los profesionales.

La pobreza no es menor como causa, especialmente porque elimina las perspectivas de adolescentes mujeres y varones sobre sus planes de vida. “Sin tener una mira en sus vidas, las chicas se refugian en la maternidad, ya que además ven que así en sus comunidades las empiezan a respetar”, explican.

“La violencia en los hogares es otra causal por la cual algunas niñas se embarazan, como medio para tener una posibilidad de salir de su hogar e irse a vivir con el padre del hijo. Lo que desconocen es que en general en esas nuevas convivencias la violencia aparece rápidamente, o sea que salieron de la violencia de su familia para incorporarse en una pareja que resulta violenta, especialmente si hay una gran diferencia de edad”, señalan los profesionales en el informe.

Parlantes
YPF