Información general

¿Qué dice la profecía del 23 de septiembre?

La última amenaza de apocalipsis afirma que un cuerpo desconocido llamado Nibiru o Planeta X chocará con la Tierra el 23 de septiembre de 2017.

El planeta Nibiru fue el protagonista de las predicciones del fin del mundo en 2003, también en el 2012 y, dado que no pasó nada, también en el 2015. Ahora, han previsto el final de los tiempos para el 23 de setiembre, un mes después del eclipse total.

Los aficionados a la astronomía y numerología bíblica creen que el planeta Nibiru chocará con la tierra causando el apocalipsis y el fin del mundo.

¿De dónde salió ese planeta? Es un astro de la mitología babilónica, es decir, para los científicos no existe.

La profecía dice que el eclipse del 21 de agosto es una señal del fin del mundo. Aquellas personas que lo aprecien desde Portland, Oregon, hasta Charleston, Carolina del Sur, verán el eclipse total durante un minuto y 40 segundos.

Por qué el 23 de septiembre

David Meade consideró que el eclipse total del pasado 21 de agosto es un signo de que se acerca el apocalipsis profetizado (fin del mundo). "El amanecer será oscuro, como predijo Isaías, y a esa luna se le llama 'luna negra', que ocurre cada 33 meses y no por casualidad".

Agregó que "un eclipse de estas características no ha ocurrido desde 1918, que fue hace 99 años, es decir, 33 veces tres". Y algo más, el 23 de septiembre, fecha del fin del mundo, es el inicio de la primavera, precisamente 33 días del eclipse solar.

La NASA sin embargo descarta que sea posible que Nibiru se estrelle contra la Tierra, simplemente porque no existe. Para los científicos este planeta X no es más que un “engaño de Internet”.

Parlantes
YPF