Información general

Hoy finaliza el Congreso Nacional de estudiantes de Arqueología en la UNCa

Las principales temáticas que se trataron tienen que ver con los usos del conocimiento antropológico, el patrimonio, las distintas miradas sobre  la construcción de la historia y cómo se vincula con la educación.

Con motivo de cumplirse 30 años del inicio del dictado de la carrera Licenciatura en Arqueología en la Universidad Nacional de Catamarca, se está llevando cabo el Congreso Nacional de estudiantes de Arqueología, que congrega no sólo a alumnos de todo el país, sino también de Bolivia, Perú, Chile y Brasil. El evento comenzó el 19 y finalizá hoy.

Se desarrollaron actividades culturales, con la participación de 80 asistentes, más los expositores y alumnos. Ayer las actividades fueron por la mañana, en el Museo Adán Quiroga y por la tarde en el Ezequiel Soria. Se realizaron mesas debate con invitados especiales de pueblos originarios de Catamarca y Tucumán, con investigadores de reconocida trayectoria, que debatieron e interpelaron a los arqueólogos sobre los usos del conocimiento arqueológico, el lugar que se le da a los saberes locales y a los saberes ancestrales a la hora de construir el pasado desde la arqueología.

La Directora de la escuela de Arqueología, Valeria Espiro, dijo: “Es importante la posición de la universidad, dentro del panorama de la arqueología y antropología nacional. Se enmarca dentro de lo que es el mes aniversario de la universidad y también el de los 30 años de la Escuela de Arqueología que fue pionera en el país y  que hoy por hoy ya tiene más de medio centenar de egresados que están trabajando tanto en la provincia como en distintas partes del país, y otros que ejercen en el extranjero”.

Dentro de la jornada, Espiro contó que la mayor concurrencia de otras provincias, fue de Buenos Aires, Córdoba y Tucumán, donde hay una mayor “afluencia” de estudiantes en esta disciplina. También asistieron expositores de Bolivia, Perú y Chile.

Las principales temáticas que se trataron, tienen que ver con los usos del conocimiento, con el patrimonio, las distintas miradas con que se aborda, la construcción de la historia, y cómo se vincula con la educación, tanto a nivel primario como secundaria.

Sofía Quiroga, de la Universidad de San Juan, forma parte también de la organización del congreso y participa de investigaciones en la provincia. Al respecto, dijo que este evento es “súmamente importante”, ya que es una instancia en que los alumnos pueden exponer todas sus investigaciones. 

“La mayor parte de los estudiantes de arqueología, siempre integramos algún tipo de equipo de investigación, y estas instancias nos permiten exponer lo que estamos haciendo. A veces desde lo más básico, que nos toca a veces analizar los materiales, otras algunas partes más teóricas, otras, avances de tesis”, dijo.

Quiroga contó que actualmente trabaja dentro del equipo de Bioantropología, donde estudian  todo lo que es restos humanos y estudios de cementerio, y por otro lado es miembro del equipo de investigación “Marcos Quesada”, que tiene un proyecto acá, dentro de lo que es ciencia técnica, y trabajan todo lo que es la zona de El Ancasti. 

“Es fascinante la carrera, un camino largo pero fascinante, es una carrera que el todo el tiempo te incita al cuestionamiento, la reflexión, a trabajar con otras personas, es una carrera muy social”, dijo.

Por otra parte, Flavio Yapura de las Vallas, un miembro de los pueblos originarios de Belén, quien fue invitado para participar de este congreso, habló de la importancia de dar a conocer su cultura y sus antepasados, para conservar la historia y trasmitírselo a las próximas generaciones.

“Como descendientes de nuestro pasados originarios, tratamos de que a ellos se los reconozca de alguna manera. Nosotros lo que queremos, es que de a poco, integrantes de nuestras comunidades se puedan ir sumando al conocimiento de esta parte que se negó durante mucho tiempo, nosotros tenemos el acceso a la información, a la comunicación”.

Dijo que “a este sistema hay que aprovecharlo”, para que así los pueblos se puedan ir integrando y que ellos sean los comunicadores, los transportadores, que sean ellos los que de alguna manera regulan la historia original de los pueblos.

“Quizás falta un poco la comunicación directa con los protagonistas, que estamos vivos, estamos activos, no nos perdimos, no dejamos nada en el tiempo. Esto es una manera de hacer una apertura para los que vienen detrás de nosotros, sin perder las raíces y la esencia”, concluyó.

Por último, desde la Universidad de Perú, Wendy Sarmiento, habló sobre su investigación a un grupo étnico peruano y su experiencia en Catamarca.

La investigación en la que Wendy trabaja, es una prospección preliminar del periodo intermedio tardío que data a 1450 después de Cristo, se trata de un grupo étnico que está ubicado en la parte alta, ocupando un espacio de 3 regiones.

“En ese sentido, estos grupos étnicos se subieron a la parte más alta por un tema de conflictos con los Incas,  que ya venían ocupando espacios geográficos y ganando también territorios, mediante guerras muy sangrientas. Como una dualidad donde se gobernaba, tenían un jefe en la parte alta y otro en la parte baja, con una particularidad muy diferente”, dijo.

“Estar acá, en Catamarca, me ayuda mucho a ver otros tipos de metodologías, un nuevo horizonte, tomar otras estrategias, a medida de que voy aprendiendo en la exposiciones, estoy muy contenta”, finalizó.

Parlantes
YPF