Información general

El Rodeo: “Los padres son los facilitadores para que sus hijos tengan las bebidas”

A su vez, el Juez de menores, Rodrigo Morabito, responsabilizó también a los progenitores por esta problemática. “Parece que los festejos por el día del estudiante quedan absolutamente tergiversados a una especie de campeonato de quién bebe más”.

En la mañana de ayer, el director del Hospital de Villa El Rodeo, Luis Castro, se refirió a la venta de alcohol en la villa y confirmó que  hubo dos adolescentes internados por coma alcohólico.

Se trata de dos jovencitos de 16 y 17 años, que fueron internados por ingesta de alcohol, durante los festejos primaverales que se realizan en el Rodeo.

Al respecto, el Director del Hospital dijo: “De acuerdo a la experiencia que tenemos de tantos años, desde el área programática 1 se pusieron a disposición todos los requerimientos que solicitamos para trabajar, pero a veces no es suficiente”.

En diálogo con LA UNION, Castro dijo que la responsabilidad “primaria”, más allá de las medidas que tome el Estado, está en los padres y la educación que reciben.

“Por más medidas de controles que uno tenga, por ahí los padres son los facilitadores para que sus hijos tengan la bebida, como comprar y ese tipo de cosas. Si no hay una colaboración de parte de ellos, va a ser muy difícil trabajar en conjunto o articular ciertas medidas”, dijo.

Además, remarcó que esta “problemática” sucede todo el año, no sólo en El Rodeo, sino también los fines de semana en los boliches y que nadie “controla” esto.

“A los chicos no hay que subestimarlos, hay que darles las herramientas para que se defiendan ante la tentación. Todo lo demás son paliativos. Si no conocemos, no sabemos y no podemos guiar, hay que pedir ayuda, porque creo que los chicos de hoy van a otro ritmo y a veces no comprendemos sus códigos”, dijo Castro.

Aseguró que en la semana del estudiante, esta problemática es más visible, ya que los jóvenes “se concentran en un solo lugar”.

Castro insiste en que la manera de “salir de esto” es a través de la educación que los padres dan a sus hijos, y de las escuelas a sus alumnos, porque sino “vamos a diseñar cosas, con recetas antiguas sobre problemas actuales”.

“El día que nosotros nos empecemos a hacer cargo, o que cada uno haga lo que le corresponda, seguramente vamos a avanzar. Las leyes están hechas, pero nosotros tenemos que actuar”, concluyó.

A su vez, el juez de menores  Rodrigo Morabito, se refirió también a esta problemática.

Señaló que todos los años se realizan campañas de concientización y de sensibilización, pero que  “parece que los festejos por el día del estudiante queda absolutamente tergiversado a una especie de campeonato de quién bebe más”.

Responsabilizó también a los padres, quienes “tienen que estar atentos al permiso que se les da a sus hijos y controlar efectivamente que cumplan la manera en que se les concedió  ese permiso”.

“No tomamos conciencia de que un chico alcoholizado es nada más y nada menos que un derivado de un adulto”, manifestó.

Parlantes
YPF