Nacionales

Niña murió luego de comer una mandarina contaminada con pesticidas

La niña de 12 años perdió la vida tras comer una fruta sacada del árbol de una quinta de producción confirmaron las autoridades. 

Una niña de 12 años murió en la localidad correntina de Mburucuyá tras comer mandarinas sacadas directamente de los árboles en una quinta de producción que, según indican fuentes policiales, habría sido rociada con agrotóxicos.

La muerte de la niña, de 12 años, fue confirmada por las fuentes policiales esta tarde, e indicaron que presentaba un cuadro de intoxicación y que, tras sufrir una descompensación, murió camino a un hospital de la ciudad de Saladas.

El hecho ocurrió en la tarde del sábado, luego de que la menor pasara un momento junto a un hermano en la plantación, tras lo cual sufrió una descompensación y se decidió trasladarla para su mejor atención al hospital "María Auxiliadora", de mediana complejidad, situado en la ciudad de Saladas (a 54 kilómetros de Mburucuyá).

Cabe recordar que la localidad de Mburucuyá, cuenta con 8.000 habitantes y se ubica a 148 kilómetros de la capital provincial, en una región en la que el fuerte de la producción pasa por la actividad citrícola.

Parlantes
YPF