Interior

Vecinos fueron atacados por un enjambre de abejas

Fue en la localidad de Palo Blanco, Fiambalá, durante la jornada de ayer, cuando un grupo de personas que participaban de un sepelio.

De cauerdo con lo señalado por los que fueron víctimas atacadas y demás testigos que se encontraban en el lugar, el hecho sucedió cerca de una gruta en inmediaciones al cementerio municipal de esa localidad, cuando un masculino mayor de edad fue ferozmente atacado por las abejas, a lo que otras personas se acercaron para ayudarlo para luego transformarse también en víctimas de las abejas.

Luego de vivir momentos de desesperación y dolor por las picaduras, los afectados fueron trasladados al mini hospital de esa población que no contaba con médico, ambulancia, escasez de medicamentos y carencia de antídotos para este tipo de toxina.

Por suerte, una de las enfermeras de amplios conocimientos que trabaja en el lugar, ayudada por vecinos, pudo estabilizar a las siete personas que presentaban signos preocupantes y convulsiones, en algunos casos.

Familiares de las personas afectadas, dijeron que de inmediato solicitaron que envíen una ambulancia desde Fiambalá, la cual nunca llegó por falta de combustible.

"Luego de más de cuatro horas de desesperación llegó la ambulancia y la camioneta de Defensa Civil de la Municipalidad de Fiambalá, donde trasladamos a las personas más afectadas y los otros restantes en la caja de camionetas particulares...(Sic)... Si no hubiese sido por Sandra (la enfermera), alguna de las personas pudo haber tenido un triste final", dijeron.

Al llegar a Fiambalá fueron atendidos por el Dr. Quispe Coloquio, quien decidió derivar a los pacientes más delicados a la ciudad de Tinogasta, también por la falta de medicación adecuada para estos casos.

Según los datos recibidos hasta las primeras horas de este miércoles, la mayoría de los afectados estarían fuera de peligro en observación. Asimismo, se valoró el rápido, efectivo y decisivo accionar de la enfermera de Palo Blanco que evitó un triste final de varias personas.

Fuente: El Abaucán 

Parlantes
YPF