Economía y finanzas

El peso argentino es la moneda que más ha subido desde la llegada de Trump

Las elecciones de la Casa Blanca del pasado mes de noviembre agitaron los mercados financieros, sobre todo el mercado forex, causando una gran volatilidad en los pares de moneda más influyentes y en los principales índices bursátiles. La salida del Reino Unido de la Unión Europea y las diferentes confrontaciones políticas de los países de Sudamérica, principalmente Venezuela, también incidieron en los movimientos del mercado.

La moneda argentina ha sido de las pocas divisas que se ha mantenido estable, y los movimientos en forex siempre han sido al alza. La apreciación del peso argentino ha sido el resultado de una serie de hechos que implican un mantenimiento al alza de la tasa de inflación, liquidación en forex de la exportación de la industria agrícola, así como de presiones de apreciación en el tipo de cambio por el ingreso de capitales de financiación de déficit fiscal.

El peso argentino se ha revaluado desde el pasado diciembre en contraposición a la caída del resto de monedas de Sudamérica. En concreto, el peso mexicano es una de las monedas que mayores consecuencias ha sufrido en el mercado forex después de la elección del presidente Donald Trump, y el real brasileño que se ha ido devaluando desde que comenzó la crisis política que asola el país y que es, junto a la libra esterlina, una de las monedas más castigadas.

Durante los últimos meses se produjeron descensos en la divisa argentina que se depreció un 7%, pero el peso se recuperaba frente al dólar la semana pasada recuperando su posición en forex. Según analistas financieros, la moneda local podría sufrir nuevas caídas respecto al dólar debido a las elecciones del próximo octubre, por lo que se espera volatilidad en el mercado forex sudamericano.

Pero no todas las monedas han tenido la misma suerte desde la llegada de Trump: en Sudamérica, el real brasileño se deprecia continuamente. Las vicisitudes políticas que asolan Brasil han hecho que el real brasileño haya alcanzado un nuevo mínimo este mes, después de la sospechas de corrupción política del presidente  Michel Temer. El país sufre las consecuencias de la peor salida de dólares después de los acontecimientos de Temer, según confirmaba el Banco Central de Brasil.

Además de la inesperada victoria del presidente Donald Trump, la salida del Reino Unido de la Unión Europea con el Brexit y las elecciones francesas también han tenido mella en los mercador de forex mundiales: la economía crece de forma moderada en los países desarrollados y los bancos centrales se muestran serenos después de la volatilidad de los mercados por todos los cambios políticos mundiales. En Europa, el Banco Central Europeo ha puesto al euro en máximos históricos frente al dólar, gracias a la normalización de los tipos de interés a medio plazo. Los meses posteriores al verano europeo serán decisivos para la industria forex, pues el Banco Central Europeo tomará nuevas decisiones en el mercado de divisas y el Banco de Inglaterra puede tomar cartas en el asunto con la inflación al alza que está teniendo el Reino Unido. Habrá que esperar para ver cómo las decisiones europeas y de la FED en Estados Unidos afectan al peso argentino y a las monedas de los países vecinos. 

Parlantes
YPF