Información general

Catamarca se adheriría al paro de la tarjeta SUBE en reclamo por la baja rentabilidad

Desde la implementación del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE), se generó malestar entre los kiosqueros porque aseguran que las ganancias son mínimas.

Kiosqueros de todo el país que cargan la tarjeta SUBE harán paro los días 28, 29 y 30 del corriente mes, en reclamo por la baja rentabilidad que les deja cargar las tarjetas en sus locales. A esta medida, según se confirmó a LA UNION, se plegarían los expendedores de la provincia.

Se trata de una medida nacional  que se realizará del 28 al 30 de junio y afectará a los usuarios del plástico para el transporte público de pasajeros.

La medida fue anunciada por la Cámara de Kiosqueros Unidos (CKU), de Buenos Aires. Reclaman al Estado que derogue la Ley que les prohíbe cobrar un adicional por la recarga de la tarjeta o, bien, que suba la comisión por cada carga al 15 por ciento de la suma, ya que “los kioscos son puntos de venta fijos necesarios para que funcione el sistema de transporte público y estos asumen un riesgo elevado al desarrollar esta tarea”.

Desde la implementación del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE), se generó un gran malestar entre los kiosqueros que aceptaron brindar el servicio porque aseguran que las ganancias son mínimas, y les generan gastos como el de designar un empleado dedicado exclusivamente a cubrir ese rol.

En un principio se generaron inconvenientes para los usuarios que iban a recargar la SUBE, porque no había saldo suficiente en los locales, pero a esto se le sumó que se está cobrando un adicional de $ 2, $ 3 o $ 5, ya que a los comerciantes adheridos a este sistema solo les queda el 1 % de su venta.

Este sistema no es similar al de la carga virtual para los celulares, donde obtienen un 3 % como comisión de ganancia y el crédito que se carga se paga después, mientras que en la SUBE se abona antes.

En diálogo con LA UNION, uno de los comerciantes que se adheriría al reclamo,  explicó: “Tenemos que pagar aproximadamente $ 290 por mes por el alquiler del POSNET y $ 350 para comprar el paquete de rollos, porque no nos cubren estos gastos. Es por eso que estamos cobrando el adicional”.

Los usuarios sólo pueden tener $ 600 como crédito acumulativo en su tarjeta y por día solo puede cargar $ 200.

Si bien desde la Dirección de Transporte, de Catamarca se aclaró que no dejaría ganancias  para los kioscos y que la carga de la tarjeta serviría para atraer clientes, los kiosqueros señalan que no funciona para que la gente adquiera otros productos.

Desde Buenos Aires aseguran que “Detrás de los más de 12000 kioscos sumados al sistema, hay miles de familias, y su fuente de ingresos peligra por la persecución de denuncias impulsadas por una Ley que culpa al último eslabón del sistema cuando nadie investiga quienes son los que se quedan con el dinero fruto del trabajo del kiosquero del sistema SUBE”.

Parlantes
YPF