Información general

Se suman nuevos desempleados de la fábrica Calzados Catamarca

Según Jorge González, titular del gremio de los textiles, la empresa tenía 810 empleados y hoy solo quedan unos 250, y siguen las bajas. Para el gremialista sucede esto, por la creciente entrada de productos manufacturados de países asiáticos a nuestro país.

En el día de ayer se firmaron los últimos cuatro retiros voluntarios de la empresa Calzados Catamarca, con lo que se completó el número de ochenta obreros que tuvieron que dejar su puesto de trabajo mediante esta medida que aunque les propone una indemnización del cien por ciento, más el pago de ocho quincenas y con la obra social asegurada por seis meses más, significa nada más y nada menos que la pérdida de su fuente laboral. Algo tan preciado en esta larga, larga crisis que vivimos los argentinos.

Según Jorge González, titular del gremio de los textiles siente que a nadie le interesa la situación. Aseguró que siente que “los políticos están más interesados en saber quién se va o quién se queda en un sillón de una intendencia, y no en los verdaderos problemas de la provincia como es la pérdida de fuentes laborales”.

En este mismo sentido, recordó que hace dos años y medio Calzados Catamarca tenía 810 empleados y hoy solo quedan unos 250, y siguen las bajas. Consultado sobre porque cree que sucede esto, mencionó especialmente la imposibilidad de competencia frente a la creciente entrada de productos manufacturados de países asiáticos, en especial China, mediante las nuevas leyes de apertura de importación en vigencia en nuestro país.

Finalmente especificó que la solución es política, y que debe darse un profundo debate sobre la protección de la industria nacional con la urgencia de saber que la crisis parece seguir profundizándose en el sector.

Parlantes
YPF