Salud

Cuál es la red social más peligrosa para la salud mental

Desde su irrupción, las redes sociales no hicieron más que cambiar patrones de comportamiento, formas de relacionarse y de mostrarse ante los demás. Pero todos estos cambios tienen su impacto en la salud mental de cada persona, tanto positivos como negativos. A su vez, cada red social, con su dinámica y estética propia, también impactan de maneras diversas.

Instagram sería la peor red social para la salud mental y el bienestar, según una encuesta reciente de casi 1500 adolescentes y adultos jóvenes. Mientras que la plataforma fotográfica recibió valoraciones positivas en cuanto a la autoexpresión y la autoidentidad, también se asoció con altos niveles de ansiedad, depresión, intimidación y FOMO ("Fear of Missing Out", la ansiedad que genera el miedo constante de estar perdiéndonos de algo).

De las cinco redes sociales incluidas en la encuesta, YouTube recibió las calificaciones más altas en salud y bienestar y fue el único sitio que recibió una puntuación positiva neta de los encuestados. Twitter llegó en segundo lugar, seguido de Facebook y luego Snapchat e Instagram en los últimos lugares.

La encuesta #StatusOfMind, publicada por la Sociedad Real de Salud Pública del Reino Unido, incluyó la contribución de 1.479 jóvenes (de 14 a 24 años) de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. De febrero a mayo de 2017, los participantes respondieron preguntas acerca de cómo las diferentes plataformas sociales impactaban en 14 temas diferentes relacionados con su salud mental o física.

A pesar de los puntajes negativos, los participantes también indicaron los beneficios asociados con las redes sociales. Todos los sitios recibieron puntuaciones positivas en cuanto a la auto-identidad, la auto-expresión, la construcción de una comunidad y el apoyo emocional, por ejemplo. YouTube también consiguió altas calificaciones también por dar a conocer las experiencias de salud de otras personas, proporcionar acceso e información de salud confiable y disminuir los niveles de depresión, ansiedad y soledad de los encuestados.

Pero todos ellos, sin excepción, recibieron calificaciones negativas, especialmente por su impacto en la calidad del sueño, el bullying, la problemática respecto de la imagen corporal. Y a diferencia de YouTube, las otras cuatro redes se asociaron con aumentos significativos de depresión y ansiedad.

Los posteos en redes sociales también pueden establecer expectativas poco realistas y crear sentimientos de inadecuación y baja autoestima, según los autores. Esto puede explicar por qué Instagram, donde las fotos personales son protagonistas, recibió las peores puntuaciones en cuanto a la imagen corporal y la ansiedad. Como escribió un encuestado, "Instagram hace creer fácilmente a las niñas y las mujeres que sus cuerpos no son lo suficientemente buenos, teniendo en cuenta que la gente añade filtros y edita sus imágenes para que puedan verse 'perfectos'".

Parlantes
YPF