Internacionales

Dos muertos en un tiroteo en París, a tres días de las elecciones

Un policía murió y otros dos resultaron heridos en un tiroteo en el centro de la ciudad, en la turística zona de los Campos Elíseos, en una situación aún poco clara, en la que también falleció el presunto atacante, informó la Policía francesa.

Un tiroteo en la avenida de los Campos Elíseos, una de las zonas más famosas y transitadas de París, reivindicado por la milicia del Estado Islámico, sacudió esta noche a Francia y dejó dos muertos -un policía y al atacante- y otros dos agentes heridos, convulsionando el tramo final de la campaña electoral.

Con una París otra vez teñida con las luces de cientos de patrullas policiales, el presidente Francois Hollande habló a la nación por televisión y aseguró que el tiroteo tuvo un "carácter terrorista". Por eso, prometió que habrá "una vigilancia absoluta durante el proceso electoral" del próximo domingo y adelantó que mañana viernes se reunirá con su Consejo de Defensa para discutir otras posibles medidas para la víspera electoral.

Los candidatos presidenciales, en cambio, tuvieron que improvisar su reacción ya que se enteraron del hecho mientras participaban del último debate pre-electoral.

"Los actos terroristas no permanecerán nunca impunes", reaccionó en el debate el candidato de izquierda, Jean-Luc Mélenchon, después de enterarse del tiroteo.

Su rival de extrema derecha, Marine Le Pen, también se solidarizó con las víctimas y aprovechó para reafirmar su discurso de mano dura: "Emoción y solidaridad hacia nuestras fuerzas de seguridad, otra vez tomadas como objetivo".

El candidato conservador, Francois Fillon, en tanto, también se tomó un minuto de su tiempo de cámara para hacer "un homenaje para las fuerzas de seguridad que dan sus vidas para proteger las nuestras", mientras que el representante del oficialismo socialista, Benoit Hamon, expresó su "apoyo total a las fuerzas de seguridad contra el terrorismo".

Al terminar el debate, Le Pen y Fillon anunciaron que cancelaron sus actos de cierre de campaña, programados para mañana viernes, informó la cadena de noticias France24.

Antes del tiroteo, el candidato liberal e independiente Emmanuel Macron se perfilaba como el favorito indiscutido de los sondeos, seguido muy de cerca por Le Pen, una candidata que ha sabido capitalizar políticamente los atentados de los últimos años en Francia.

Algo similar sucede con el conservador Fillon, quien cayó fuertemente en las encuestas en las últimas semanas por su reciente imputación por varios casos de corrupción, pero que comenzó a crecer de vuelta a partir de su discurso de derecha y sus propuestas de fronteras más protegidas e inmigración más restringida.

El último sondeo publicado hoy, antes del tiroteo, ponía a Macron primero con una intención de voto del 25%, un poco arriba de Le Pen que se mantiene con un 22% y apenas despegado de Mélenchon y Fillon, ambos apoyados por un 19%, según la consultora Harris Interactive.

Macron había refirmado su lugar de favorito al recibir hoy dos apoyos: el del ex presidente de Estados Unidos Barack Obama, y de un ex primer ministro francés conservador, correligionario de Fillon, Dominique de Villepin.

Obama hizo un gesto de apoyo tácito al hablarle por teléfono al candidato liberal, sin darle respaldo explícito, aunque el vocero del ex mandatario, Kevin Lewis, dejó abierta la posibilidad de que se pronuncie por alguno de los dos candidatos que lleguen a la segunda vuelta.

Villepin, por su parte, explicó a la prensa que apoyaba a Macron porque lo veía como "el candidato de la unidad", tan alejado de "los radicales que quieren cambiarlo todo" como de "los partidos tradicionales prisioneros de sus divisiones".

Sin embargo, este empujón final podría quedar debilitado por un ataque tan cerca de los comicios.

No es la primera vez que un ataque afecta directamente el resultado de una elección nacional, especialmente luego que una milicia transnacional como el Estado Islámico (EI) reivindicó de inmediato la autoría y hasta identificó al atacante, aún antes que lo hicieran las autoridades francesas, algo muy poco común y que permite imaginar una conexión real entre el grupo armado y el agresor.

La agencia de noticias Amaq, vinculada al EI, informó que el "ataque contra la Policía francesa" fue cometido por "combatientes" del grupo armado e identificó a uno de ellos, presuntamente al que París sindicó como el agresor muerto, como Abu Yusuf al-Beljiki, según el sitio especializado SITE.

Las autoridades francesas no confirmaron la autoría del EI e informaron que ya identificaron al atacante, aunque no dieron más detalles. El Ministerio del Interior por ahora sólo dio algunos detalles de cómo fue el tiroteo.

Según contó ante la prensa el vocero del ministerio, Pierre-Henry Brandet, un hombre que conducía un vehículo por la avenida de los Campos Elíseos frenó en un semáforo en rojo, salió del auto y le disparó a una patrulla, en la que viajaban tres policías. El hecho ocurrió a las 21 hora local (16 hora argentina).

Un policía falleció y dos resultaron gravemente heridos, mientras que el atacante murió acribillado en el acto por los agentes en la avenida que conecta el Arco del Triunfo con el parque de las Tullerías, cercano al museo del Louvre y la sede de la Presidencia y del primer ministro, según el saldo oficial informado por el gobierno.

Este tiroteo y, especialmente la rápida reivindicación del EI, seguramente no harán más que aumentar la tensión pre electoral que ya se vivía en Francia, especialmente luego que la Policía anunciara esta semana que había desmantelado un plan de atentado en la ciudad sureña de Marsella y había detenido a dos presuntos islamistas radicales.

Desde hace dos años, tras los primeros atentados islamistas que sacudieron a Francia e instalaron definitivamente el miedo en gran parte de la población, la segunda potencia de la Unión Europea vive bajo un estado de emergencia, que habilita el despliegue extraordinario de fuerzas de seguridad, armadas y entrenadas más para una guerra que para patrullar las calles de un país en paz.

Pese a ese estado de emergencia, criticado por la izquierda y defendido por el oficialismo socialista y la derecha, casi 240 personas murieron en atentados islamistas en el país. El gobierno de Hollande decidió esta noche reforzar aún más el dispositivo de seguridad durante la jornada electoral.

Para Trump, el tiroteo "parece otro ataque terrorista"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró que el tiroteo que sacudió el centro de París, que dejó al menos dos muertos, "parece otro ataque terrorista", y envió sus condolencias "al pueblo de Francia" por el "terrible" suceso.

"Es muy, muy terrible. Parece otro ataque terrorista. Qué puedo decirles, esto nunca se acaba, tenemos que mantenernos fuertes y vigilantes", dijo Trump en una conferencia de prensa después de reunirse en la Casa Blanca con el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni.

Tanto durante su campaña presidencial como desde su llegada a la Casa Blanca, Trump ha defendido una política de "mano dura y vigilancia" contra los grupos radicales islamistas.

Desde su asunción, Trump tomó varias medidas al respecto, entre las que destacan los polémicos vetos migratorios para "mantener a los terroristas islamistas radicales fuera de Estados Unidos" -actualmente suspendidos por la Justicia estadounidense-, el refuerzo de la ofensiva del Ejército estadounidense contra el Estado Islámico (EI) en Medio Oriente y Asia Central, y la firma de decretos para aumentar la capacidad y medios de las Fuerzas Armadas.

Agencia Nacional de Noticias

Video: 
Arco Iris
Parlantes