Cultura

Se celebró la Pasión de Cristo

Durante la tarde del viernes 14 de abril, se llevó a cabo la Celebración de la Pasión del Señor, en la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra Señora del Valle. La misma fue presidida por el Obispo Diocesano y concelebrada por los sacerdotes que prestan su servicio en el Santuario Mariano.

Tras la lectura al relato de la Pasión y Muerte de Jesús, Mons. Urbanc llamó a los fieles a cambiar el corazón y a imitar a María como modelo del creyente. “Todo esto lo hemos vivido varias veces, pero probablemente nuestra vida no ha cambiado, y eso es grave”, afirmó. Por ello, apuntó que “debemos permitir que la gracia entre profundamente en nuestro corazón, nos conmueva y nos haga cambiar nuestra conducta, que contemplando tanto dolor, tanta injusticia y humillación, nuestro corazón cambie y empecemos a tener una conducta similar a la de Jesús”.

“Que desde ahora nos volvamos verdaderos discípulos de Jesús. No sigamos a Jesús a escondidas, sin compromiso. Tenemos que dar la cara, nos tenemos que jugar como verdaderos hijos de la luz, de la verdad, del amor, de la justicia, del servicio, del respeto”, manifestó.

Asimismo, el Pastor Diocesano enfatizó que “tenemos que aprender siempre de la Virgen María, quien dijo: ‘Yo soy la servidora del Señor’, y que nos ha sido dejada por Jesús como su máxima herencia: ‘Ahí tienen a  su madre’. María, la madre que nos engendra en la fe, nos enseña con su ejemplo”.

Afirmó que para cambiar el corazón, “tenemos que recibir a la Virgen María en lo más intimo del corazón, para que empiece a barrer de nuestro corazón toda maldad, toda hipocresía”. Y así podamos ser auténticos discípulos misioneros en el camino hacia los 400 años del hallazgo de la imagen que se venera en el Camarín.

Luego de la reflexión, el Obispo se dirigió hasta la puerta principal del templo, desde donde ingresó por la nave central, con la Cruz en alto, que colocó en un pedestal para que reciba la veneración de todos los fieles.

Durante la celebración se rogó por la Iglesia, por el Papa Francisco, nuestro Obispo Luis Urbanc, los sacerdotes, el pueblo judío, los no creyentes, los gobernantes y por los que sufren las consecuencias del pecado.

Solidaridad con Tierra Santa

También en esta jornada se llevó a cabo la Colecta para Tierra Santa, al igual que en todos los templos de la diócesis, del resto del país y del mundo. Con esta colaboración de los fieles se mantiene los Santos Lugares.

La colecta nació de la necesidad de obtener ayudas materiales destinadas a Tierra Santa y de la voluntad de los papas de mantener fuerte el vínculo de los cristianos del mundo con la tierra de Jesús.

El Obispo rezó el Vía Crucis con los

hermanos privados de la libertad

El Viernes Santo, el Obispo Diocesano, Mons. Urbanc, rezó el Vía Crucis con los hermanos privados de la libertad, los trabajadores de las fuerzas de seguridad y el equipo de Pastoral Penitenciaria.

En las primeras horas de la mañana, Mons. Urbanc arribó a la Cárcel de Mujeres, ubicada en calle Capital Federal, a metros de la avenida Virgen del Valle, acompañado por el Pbro. Dardo Olivera, Capellán del Servicio Penitenciario. Allí fue recibido por las autoridades y se realizó el Camino de la Cruz con  la participación de alrededor de 15 reclusas junto con personal policial.

Las mujeres guiaron las meditaciones de cada estación, caminando y cantando alrededor del patio de la institución. Al finalizar, el Pastor Diocesano les impartió la bendición y saludó a cada uno de los presentes.

Luego, se dirigió a la Cárcel de Varones, sobre ruta nacional Nº 38, en el departamento Capayán, acompañado por el Capellán y el equipo de laicos. La meditación del camino que realizó Jesús con su cruz a cuestas fue acompañado por más de 60 internos y personal del Servicio Penitenciario, encabezado por el Sub Director de la Institución. Juntos recorrieron el patio central de la cárcel, donde fueron colocadas las estaciones del Vía Crucis.

Antes de partir del establecimiento, el Obispo alentó a participar de las propuestas de evangelización del P. Dardo Olivera, los felicitó por la obra de construcción de la Capilla, que se inició recientemente, y los animó a vivir en clima de oración estos días de Semana Santa.

Seguidamente recorrió el salón de visitas y saludó a las familias presentes y les impartió su bendición a cada uno.

Por su parte, los presentes agradecieron con un fuerte aplauso la visita de Mons. Urbanc, que ya es una tradición para ellos en estos días de la Semana Mayor de los cristianos.

En tanto, el Pbro. Olivera informó que mañana compartirán el rezo del Santo Rosario y celebrarán la Santa Misa.

Vía Crucis en el cementerio municipal

Tal como sucede todos los años, el Viernes Santo, a las 15.00, hora en que Jesús murió, se rezó el Vía Crucis en el cementerio municipal de la ciudad capital.

El mismo contó con la participación de un nutrido grupo de vecinos del sector, personal que presta servicios en la necrópolis local y laicos dedicados a las tareas pastorales en la capellanía, a cargo del Pbro. Gustavo Molas.

Bajo la guía de la señora Mirtha de Faveri, los presentes recorrieron las calles internas del cementerio con la imagen del Cristo Yacente, meditando las distintas estaciones del Camino de la Cruz.

Parlantes
YPF